Intelectuales latinoamericanos conmemoraron al Che en Rosario

Rosario fue el lugar casual de nacimiento de Ernesto Guevara. Pero políticamente hablando es en Argentina la ciudad argentina donde más se lo tiene presente al Che a la hora de la reflexión y homenajes.
EMILIO MARÍN
Desde Rosario
Esta vez las conmemoraciones no se vieron afectadas por los cortes de ruta de los sojeros de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, que pusieron en tela de juicio la realización de los actos por el Che en junio de 2008. Los asistentes debieron padecer las mil y una para poder arribar a la ciudad natal del Che, por los tristemente célebres "piquetes de la abundancia".
Esta vez, en 2011, sólo la neblina y tenue lluvia fueron un mucho más pasajero obstáculo de viaje. Y además, natural, no ese obstáculo político de antaño.
El jueves 16, a las 8 horas, en realidad con una insólita demora de 30 minutos que nunca sucede -esta vez ocurrió, ratificando que Argentina no es Suiza-, se izó la bandera nacional en el histórico Monumento. Fue como todos los jueves que funciona el Consejo Deliberante. Lo distinto es que izó el pabellón celeste y blanco el embajador de Cuba, Jorge Lamadrid Mascaró. Más novedoso fueron sus acompañantes más cercanos: Víctor Dreke y Harry Villegas (Pombo), dos comandantes cubanos que lucharon en varios escenarios junto al Che.
Así comenzó la jornada del Coloquio Internacional, que culminaría a la noche con un acto donde hablaron Lamadrid, Dreke, Villegas y el boliviano Osvaldo "Chato" Peredo, cuyos dos hermanos (Coco e Inti) lucharon en Bolivia junto al guerrillero argentino-cubano y murieron (Coco en la zona campesina e Inti luego de sobrevivir, en La Paz). El cierre fue en el Teatro La Comedia, con palabras inaugurales del embajador cubano y diálogos con la ecuatoriana María del Carmen Garcés, autora de "Conversaciones con Pombo", el reciente lanzamiento de Colihue.
El Coloquio fue organizado por la Municipalidad de Rosario, su ente turístico (ETUR), la Universidad Nacional a través de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, y el Centro para la Integración Latinoamericana y Caribeña (CILCA). Hubo adhesiones de la embajada de Cuba y del estado plurinacional de Bolivia.
Entre los muchos saludos se destacó el audio desde Colombia, de la ex senadora Piedad Córdoba, cuya familia fue nuevamente amenazada de muerte. En el orden local, hubo mensajes de la FUA, el haitiano Henry Boisrolin del Comité Democrático Haitiano, Amigos de la Paz en Colombia y el Mundo, la CTA de Hugo Yasky y muchos más. Norberto Galiotti, de la Multisectorial de Solidaridad leyó la "Declaración de Rosario" que entre otros tópicos reclamó la libertad de los 5 cubanos presos desde 1998 en Estados Unidos.
Las banderas del MUI Rosario, PC, FJC, Cultura en Movimiento, Partido de la Liberación, TUPAC, Comité de Almirante Brown de Solidaridad con Cuba, MIL POR CUBA y otras, junto a las enseñas nacionales de Argentina y Cuba, pendían de los palcos del Comedia. Le daban más contenido político al final de un evento que de por sí tuvo muchísimo de eso.

Variado enfoque.
Entre el 14 y 16/6 hubo expositores de Argentina, Cuba, Bolivia, Venezuela, Uruguay, Brasil y Paraguay, que leyeron sus ponencias en la Facultad de Ciencia Política, la sede de Gobierno de la UNR y la Facultad de Medicina.
En la apertura habló el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, que está terminando su mandato comunal, junto al vicerrector de la UNR Eduardo Seminaria y el autor cubano tan reconocido Roberto Fernández Retamar, director del Centro de Estudios Martianos.
En otra conferencia sobre la lucha antiimperialista disertó el abogado paraguayo Martín Almada, descubridor de los archivos del "Plan Cóndor" en Asunción.
Sobre los Medios de Comunicación hubo en la sede de Gobierno de la Universidad una conferencia de Stella Calloni y Edgardo Esteban, representante de Telesur. Y otra con las periodistas cubanas Arleen Rodríguez y Zulan Popa. La primera publica en el sitio Web Cuba Debate, muy conocido por ser el que difunde las "Reflexiones del compañero Fidel Castro", y la segunda es la consejera de prensa de la Embajada de Cuba.
Era difícil llegar a todas partes porque a las conferencias citadas se sumaban otras sobre Deuda Externa, Reforma Universitaria, Pueblos Originarios, Políticas Agrarias, Ambiente, etc. También actividades paralelas como el diálogo de Pombo con alfabetizados rosarinos con el método cubano "Yo sí Puedo" y la conferencia de Victorio Paulón (CTA).
En ese panorama tan diverso el cronista centró su atención en el panel "El Che y la integración regional", coordinado por Gustavo Guevara. El mismo contó con la participación por la mañana de Daniel Esteves (Centro Che de Uruguay), Dreke, Pombo y Peredo, en tanto que por la tarde estuvieron el sociólogo Atilio Borón, el boliviano Alfredo Rada y los cubanos Germán Sánchez Otero y Vladimir Mirabal Regueiro.
Este es el segundo jefe de misión de la Embajada y habló de las bondades del ALBA, Alianza Bolivariana de Nuestra América, fundada por Cuba y Venezuela en diciembre de 2004. Ese espacio de "relaciones justas, cultas, participativas y solidarias", como las denominó, está integrado por los dos países nombrados, más Nicaragua, Bolivia, Ecuador, San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbuda.
Mirabal subrayó dos datos impresionantes. El "Yo sí Puedo" lleva alfabetizadas 3.643.000 personas en la región, de las cuales 1.5 millón en Venezuela, 824.000 en Bolivia, 500.000 en Bolivia y 819.000 en Ecuador. Y como si eso fuera poca solidaridad, mencionó los operados gratuitamente de la vista por Operación Milagro: 1.889.808.
Rada fue ministro de Gobierno de Evo Morales entre 2007 y 2010 y es asesor de la Asamblea Legislativa Plurinacional. Citó al Che en cuanto a que los pueblos latinoamericanos se deben integrar sin los Estados Unidos. Y dijo que en Caracas nacerá la CELAC, demostrando que ese es el cambio frente a la soledad cubana de 1961, cuando la OEA en Punta del Este preparaba su expulsión. Al reivindicar a la naciente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, no se privó de decir que eso no será suficiente. Se debe trabajar para incorporar más naciones al ALBA, añadió.
Fue muy interesante su relato de que los movimientos populares apoyan al gobierno de Evo, pero no se privan de huelgas como las que debieron hacerle para que anulara el "gasolinazo". Lo mismo con su reflexión de que están pendientes de anulación leyes neoliberales como la de Bancos (2002), la Forestal (1996) y el Código de Minería. Varios argentinos sacaban cuentas sobre el panorama local...
Sánchez Otero, ex embajador cubano durante 15 años en Venezuela, rememoró que frente a la revolución cubana John F. Kennedy elaboró la Alianza para el Progreso. Y recordó cómo el Che en Punta del Este desenmascaró ese plan del imperio, que destinaba el 53 por ciento de su "ayuda" a las partidas militares de sus aliados y los monopolios, o sea que financiaba su represión.
La falta de contrapeso de la URSS, una vez que el socialismo desapareció allí, hizo más agresivo al imperialismo, en la visión de quien hoy es el subjefe del Departamento América del Partido Comunista.
Ante una pregunta de si se podía convivir entre gobiernos distintos, unos en el socialismo y otros en el capitalismo, Sánchez Otero dio un terminante Sí. Explicó que en enero de 1962 la OEA dictaminó la separación de la isla y en 1964 todos los países de la región menos México habían implementado esa medida. Que la Patria de José Martí remontó ese aislamiento, primero con Velasco Alvarado (Perú), en los ´70 con México y Colombia, luego con Argentina y Chile, posteriormente sumándose al SELA y CARICOM hasta llegar a la actualidad, cuando el último país que no tenía relaciones diplomáticas, Costa Rica, las estableció. "El que está aislado es EE UU", concluyó. Como se sabe, en julio nacerá la citada CELAC sin el imperio y Canadá.
Cerró las exposiciones Atilio Borón (FLACSO), retomando del discurso guevarista de Punta del Este su tesis de que la democracia no es compatible con la oligarquía financiera, calificándola de preclara. "Con la implosión de la URSS -dijo- el imperialismo vuelve a ser bien salvaje, ataca la legislación laboral, aumenta la edad jubilatoria; el mundo es más injusto".
Borón cuestionó que ni el Congreso argentino ni la Asamblea de Bolivia hubieran votado todavía sobre el Banco del Sur, clave para el desarrollo genuino de América Latina que anhelaba Guevara. En ese marco hizo una sugerencia muy bien recibida por el público. Pidió que el 2 por ciento de las reservas de los Bancos centrales latinoamericanos, que suman 500.000 millones de dólares, se destine a un Fondo Solidario con Cuba, para financiar las reformas socialistas votadas en el último congreso del pueblo en La Habana. Serían 10.000 millones para ayudar a un pueblo que ha sido tan solidario con Argentina y el resto de Latinoamérica y el Caribe.