Desequilibrio poblacional en Asia

En 2005 en Asia había 163 millones más de hombres que de mujeres, una cantidad superior al total de la población femenina de Estados Unidos. Ese desequilibrio, al que Occidente pudo haber contribuido, conlleva varios problemas, advierten expertos.
El fuerte crecimiento poblacional de Asia en los años 70 hizo temer al gobierno de Estados Unidos que una ola de inmigrantes de esas latitudes llegara hasta este país, ante lo cual priorizó iniciativas de control de la natalidad en esa región, indicó la especialista Mara Hvistendahl.
La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, el Banco Mundial y otras organizaciones multilaterales comenzaron a volcar dinero para atender lo que se percibió entonces como un problema a combatir. También se hicieron esfuerzos para legalizar el aborto, no en defensa de los derechos de las mujeres sino como método de control de la población.
Los investigadores observaron que las parejas, en especial en Asia, seguían teniendo hijos en busca del varón. El hecho coincidió con el desarrollo de las tecnologías de reproducción, en especial la posibilidad de saber el sexo del feto mediante la amniocentesis. Así, médicos del Instituto Todo India de Ciencias Médicas, financiado por los estadounidenses Instituto Rockefeller y Fundación Ford, hicieron experimentos en 1975 con análisis realizados en forma gratuita a mujeres pobres. El aborto selectivo se propagó por China e India en particular.
Pero la profesora de economía Lena Edlund, de la Universidad de Columbia, considera que es una exageración responsabilizar a Occidente de la preferencia sexual del feto en Asia. La tecnología facilitó enormemente una preferencia existente, pero lo más importante fueron las normas culturales y la disposición a rechazar los fetos femeninos.
A pesar de las suposiciones, la preferencia sexual no es consecuencia de problemas económicos o de políticas de hijo único. Hvistendahl cree que se trata de una "elección interna".
Ahora aparecen las consecuencias. Los varones nacidos en los años 80 en China no encuentran mujeres. En 2013, uno de cada 10 chinos en edad de casarse no encontrará pareja. Se estima que en 2020, en el noroeste de India, entre 15 y 20 por ciento de los hombres se enfrentarán al mismo problema.