Un fallo dispuso que Noelia será curadora de su padre

El ciclista atropellado por un auto en la Avenida Perón en junio de 2015, Rubén Darío Trotta, seguirá en calidad de "internación domiciliaria" en el inmueble de su hija Noelia María del Luján Trotta, en Agüero 559 de la ciudad de Toay.
Así lo dispuso en un reciente fallo el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería nº 3, que de esa forma laudó en lo que resultó un conflicto entre los hermanos, hijos de la persona que quedó con un importante grado de discapacidad después del siniestro que lo postró hace ya más de cuatro años.

Atropellado en la Perón.
Como se recordará Rubén Darío Trotta -quien había salido a andar en bicicleta- resultó arrollado por un Renault 18 al mediodía de ese 20 de junio de 2015, frente a lo que es el Vivero Dadán. Rubén, a consecuencia del accidente, resultó muy golpeado y quedó en un estado sumamente delicado. Fue trasladado al Hospital lucio Molas, donde durante 57 días peleó por su vida, lo que hizo necesario que fuera trasladado al Fleni, en Capital Federal.
Ya se contó en su momento que en esa clínica permaneció por espacio de casi tres años, asistido por su hijo Diego.

Controversia familiar.
Luego, de regreso en Santa Rosa, comenzó una controversia judicial, y Noelia expresó sentirse imposibilitada de poder visitar a su padre en el domicilio de Grassi 556, en Santa Rosa, donde continuaba junto a su hermano Diego, asistido además por un servicio de enfermería en forma permanente. La joven, en ese tiempo, estaba embarazada, y sería madre de trillizas el año pasado.
Más tarde Rubén Darío Trotta fue trasladado a la casa de Noelia, en Toay. La Justicia evaluó que ese traslado se produjo "a pedido" de su hija "con consulta al médico tratante y autorización de (la obra social) OSDE, y motivada esencialmente en la situación de conflictividad de Diego Trotta con el servicio de internación domiciliaria", mientras el padre estuvo en Grassi 556.

Declaración de incapacidad.
La diferencia familiar continuó, hasta derivar en una causa caratulada "Trotta, Rubén Darío, s/declaración de incapacidad, tramitada ante el Juzgado Civil nº 3, a instancias precisamente de sus dos hijos. Ambos expusieron que "su padre tuvo un accidente de bicicleta, y como consecuencia de la colisión sufrió rotura de cráneo, con hemorragia interna, fracturas de costillas, golpes varios, quedando en estado de inconsciencia durante varios meses", por lo que solicitaban "la designación de un curador -por estar imposibilitado totalmente de ejercer actos de administración y/o disposición de sus bienes-, acotando (Noelia y Diego) que en caso de conflicto de intereses entre los curadores, se dará intervención al Tribunal, rindiéndose cuenta de entradas y gastos de gestión".

Curadora.
Finalmente el Tribunal resolvió "hacer lugar a la demanda promovida, declarando la incapacidad jurídica de Rubén Darío Trotta". También designó "como curadora definitiva del mismo a Noelia María de Luján Trotta, con los alcances indicados en los considerandos en lo atinente a la administración y disposición de bienes".
Además se decidió que la sentencia -del 3 de diciembre de 2019- sea inscripta en el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas. Por otra parte se dispuso que Rubén Darío Trotta continúe con la internación domiciliaria en las mismas condiciones actuales". Y finalmente expresa el escrito judicial que "se hace saber" a Diego Andrés Trotta, "que el régimen comunicacional con su padre deberá ser canalizado por la vía que estime correspondiente".

Dice Noelia.
La hija de Rubén Darío Trotta, Noelia, manifestó su "inmensa felicidad" por la resolución judicial, y expresó su agradecimiento "porque fueron cuatro años de mucha lucha... de momentos difíciles. Quiero mencionar a los abogados Marcelo Molín, Valeria Mereu, a los doctores Ojuez y Koller, al equipo de enfermeras, de kinesiología, a Sinapsis... a toda la gente que nunca dejó de confiar y apoyar".
Recordó que estuvo "mucho tiempo" sin poder relacionarse con su padre, y que ahora "lo único que quiero es que mi papá vuelva a ser el que era, que pueda disfrutar de sus nietas... Ah! Y también agradezco a la Justicia, al doctor Pedro Campos, y al secretario Esteban Forastieri", enumeró.
"Siento que toqué la meta... acá están los frutos de tantos días de lucha. Estoy feliz...", completó.