"Siento profundo dolor"

"Tengo mi familia allá, y es realmente muy difícil. Siria es un país roto, es algo muy triste. Lo estoy viviendo con profundo dolor", lamentó Hannen Nasser, la joven siria que escapó de su país, inmerso en un terrible conflicto bélico, y se radicó en La Pampa el 12 de julio del 2016.
En el marco de la Feria de las Colectividades, LA ARENA se acercó al stand de la Asociación Arabe, donde Hannen se encontraba sirviendo shawarma, el famoso plato árabe, y se tomó unos minutos para contar que "no entiendo mucho lo que está pasando en mi país, es muy difícil para mí, y tengo a mi familia allá".
La joven de 25 años, que vive en Santa Rosa en un departamento y se dedica a dar clases de árabe e inglés, explica que no quiere hablar de "política" porque no sabe "en el fondo qué está pasando", pero también afirma que "Siria es un país de intereses para otros países".
Además, expresa que extraña "mucho" a su familia. "Mi papá y mi mamá no se quieren ir, capaz mi hermana y hermano sí. La gente joven sale más que los grandes", dice Nasser, oriunda de Latakia, localidad costera de Siria. Por este motivo, anticipa que "es muy probable que a fin de año vaya a visitarlos".
Siria está viviendo uno de sus momentos más críticos desde el comienzo de la guerra en 2011. Luego del bombardeo de Estados Unidos junto a Gran Bretaña y Francia, las cifras de muertos ascienden a medio millón de personas en estos últimos siete años. En este sentido, el presidente Mauricio Macri, desde la Cumbre de las Américas en Lima, respaldó la acción militar llevada a cabo por las potencias y justificó los más de 100 misiles que lanzaron en territorio Sirio el viernes pasado.