Secuestran costillares y 2.400 kilos de hortalizas

Ayer personal de la Policía de Río Negro y agentes del Senasa secuestraron unos 1.500 kilos de carne vacuna y otros 2.400 kilos de hortalizas. Estas mercaderías provenían de La Pampa y Santa Fé, con destino al Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Los vegetales fueron donados al Ente Comunal de Casa de Piedra.
Uno de los casos ocurrió ayer a la madrugada cuando personal de la Policía de Río Negro, empleados del Senasa y la patrulla rural de Río Negro, realizaban un operativo de control en la ruta nacional 22 en Chichinales, secuestraron 150 costillares vacunos que eran trasladados en un camión en forma irregular. Según señalaron desde el ente sanitario estaban escondidos detrás de productos de almacén en la caja del transporte.
Los agentes descubrieron que en un camión que transportaba productos de almacén llevaban escondidos 150 costillares, hablamos de unos 1.500 kilogramos, que venían de La Adela, La Pampa, directo a Neuquén. El procedimiento que era de rutina se encontró con esta sorpresa escondida de tras de cajas de fideos y salas de tomates.
Fuentes policiales revelaron que la carga de los costillares fue concretada en la estación del servicio Puma en la localidad pampeana de La Adela que está poco antes de cruzar el río Colorado.
Estos costillares además de incumplir con la prohibición de pasar carne con hueso desde La Pampa, tenían solo envolturas de plásticos y precintos, pero no eran resguardados en heladeras para mantener la cadena de frío que requiere este tipo de mercaderías. La carga ilegal fue secuestrada y le labraron un acta al transportista.

Frutas y hortalizas.
También ayer, en horas de la tarde, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó 2.369 kilogramos de frutas y hortalizas en el puesto de la barrera zoofitosanitaria ubicado en Casa de Piedra, provincia de Río Negro, que carecían de los tratamientos cuarentenario y la documentación para el ingreso a la región protegida patagónica.
La mercadería, que se encontraba en un camión con acoplado que se dirigía desde la provincia de Santa Fe hacia la ciudad de General Roca, intentaba ser ingresada a la región de manera irregular, por el transportista que la llevaba sin la documentación de respaldo y de manera oculta entre cajones vacíos.
El control de esta carga fue realizado por agentes del Senasa, quienes luego de verificar las infracciones y realizar el decomiso, se ocuparon de establecer qué productos se encontraban aptos para el consumo con el fin de donarlos a instituciones de bien público en la provincia de La Pampa. Fue así, que ayer por la tarde, más de la mitad de la mercadería decomisada pudo ser entregada al Ente Comunal de Casa de Piedra.