"Se trabajó rápido"

El ministro de Seguridad de La Pampa, Horacio di Nápoli, destacó y felicitó al personal policial por el trabajo realizado para la localización y detención del presunto agresor de Nadia Lucero, Laureano González. El funcionario, junto al jefe de la Policía, Roberto Ayala, dialogaron ayer por la mañana sobre el trabajo que se realizó para lograr la detención del sospechoso, quien se encontraba prófugo de la Justicia.
"Quiero destacar y felicitar al personal policial, porque trabajó muy rápido, expeditivo, con mucha colaboración de la sociedad. Hubo una idea de que podía estar en Santa Isabel, si bien sabíamos en un 80 por ciento de que podía estar en Santa Rosa, no podíamos descuidar esa versión, ninguna fue dejada de lado", afirmó Di Nápoli.
A su vez, destacó que "por suerte dimos con él y se encargará el fiscal de las pruebas en su contra, y que comenzó a recolectar desde el día que sucedió este hecho. Más allá de destacar la actuación del fiscal, no quiero dejar de destacar la actuación de la Policía en la Provincia, la Brigada de Investigaciones, la Comisaría de la Mujer, quienes estuvieron permanentemente trabajando, allanando, realizando procedimientos todos juntos, con la colaboración de las distintas seccionales. Por suerte dimos con esta persona y está detenido junto con otras dos personas más".

Con familiares.

Por otro lado, el titular de la cartera de Seguridad reveló que el lunes mantuvo un diálogo con familiares de la víctima y les manifestó el apoyo desde el gobierno provincial. "Es un hecho muy lamentable, un hecho absolutamente de cobardía. Personalmente creo que son hechos que no deben pasar nunca y para esto está la Secretaría de la Mujer, donde deben recurrir. Las indicaciones que tenemos del gobernador es que estemos en permanente comunicación entre las distintas áreas de gobierno", destacó.
Con respecto al estado de salud de la víctima, indicó que es "crítico" y esperan la evolución.

Confianza.

Por su parte, Ayala analizó el accionar de la policía y resaltó que "la gente depositó mucha confianza en la policía y quedó evidenciado por la cantidad de llamados al 101. Se chequeó toda la información que nos llegó".
"Se hicieron varios allanamientos, registros domiciliarios y en la oportunidad que se lo pudo sorprender, fue por una información que llegó al 101. El personal de la Brigada fue a chequear esa información al barrio Santa María de la Pampa; lo primero que advirtieron fue que estaba el vehículo, que si bien no tenía patente, coincidían las características", agregó.
"Una vez que fueron atendidos y vieron que estaba en el interior del domicilio, quedaron habilitados para ingresar y rápidamente lo redujeron y detuvieron. Era la vivienda de unos amigos que a pesar de que sabían que lo buscaban y por qué se lo buscaba, no tuvieron reparo en cubrirlo. No tuvo oportunidad de huir por la rapidez en la actuación de los efectivos", contó.
Finalmente, el jefe de Policía aclaró que el agente de guardia que se encontraba en el Hospital el día del hecho, "actuó de buena fe ante alguien que trae a una persona descompensada. El policía se predispuso a ayudar a la persona y cuando los médicos advierten del estado de la chica, la persona que había salido a correr el auto del ingreso de la ambulancia, ya no se encontraba".