Salineros lograron cerrar la paritaria de este año

El secretario General de la Unión Obrera Salinera (UOSA), Gastón Orellana, manifestó que finalmente lograron que la patronal, la Federación Argentina de Productores de Sal, aceptó pagar un aumento del 28 por ciento.
En tanto lamentó que para conseguir este reacomodamiento económico haya tenido que surgir de dos paros. "Una lástima porque fue lo que les habíamos propuesto y ellos cortaron el diálogo, en medio quedaron heridas en nuestros trabajadores y sus familias", señaló ayer en diálogo con LA ARENA.

Negociaciones
El conflicto se desató cuando la UOSA, gremio nacional que tiene la sede central en Macachín, y la federación se reunieron a principios de noviembre para cerrar el año paritario. En abril se había pactado un 19 por ciento para los primeros seis meses (hasta octubre), y para los siguientes seis meses otro 30 por ciento, distribuidos 15 por ciento en noviembre 2019 y 15 ciento en enero 2020, más la canasta navideña, lo que hacía un total de un 49 por ciento.
La federación contraofertó pagar el bono del gobierno en noviembre y diciembre, y recién aumentar un 20 por ciento en febrero del año que viene, postura que tensó la negociación innecesariamente. En una segunda reunión, y a fin de evitar conflictos a esta altura del año, la UOSA bajó su pretensión a un 28 por ciento (14% en noviembre y 14% en enero), lo que también fue rechazado. En esa oportunidad la patronal ofreció un 5% en diciembre, 5 % en febrero y 15% en marzo, y cerraron el diálogo.
Paralelamente la Unión Obrera Salinera aceptó negociar con las empresas que estaban dispuestas a reconocer el 28% solicitado, y fue así que se llegó a acuerdos con la mayoría de las empresas salineras que fueron homologados por el área Trabajo.

Acuerdo salarial.
En tanto, el gremio encabezó un paro. Esto llevó a que el Ministerio de Trabajo de la Nación dictara una conciliación obligatoria, que, finalmente decantó en un acuerdo salarial. "La federación aceptó un 28 por ciento de incremento desde el 1º de noviembre hasta marzo. Es ni más ni menos la oferta que le habíamos hecho que era muy prudente a estas épocas", se lamentó el entrevistado.
"Con los compañeros debimos apelar a la lucha para esto, y lamentablemente por el paro les descontarán presentismo y los días de huelga. Por eso digo que fue innecesaria esta postura inflexible de la federación. Hoy el acuerdo está en etapa de homologación, y debemos esperar porque justo nos agarró el cambio de autoridades a nivel Nacional, pero el conflicto está superado", concluyó Gastón Orellana.