Robaron $30 mil y en un SUM

Dos adolescentes de 15 y 16 años robaron ayer una suma de dinero cercana a los 30 mil pesos que se encontraban en el interior de una camioneta. Previo al hurto, los menores realizaron varios destrozos dentro del Salón de Usos Múltiples del barrio Escondido, en calle Mahatma Gandhi.
Efectivos de la Seccional Primera dieron con el paradero de los jóvenes minutos posteriores a que el dueño del dinero denunciara el hecho. "Iban por la calle con varios elementos, redoblantes, ropa, una máquina de coser, entre otras cosas, que sacaron del salón. También llevaban el dinero", dijo una fuente policial. Al momento de la demora, uno de los chicos estaba "en calzoncillos". De inmediato fueron puestos a disposición de la Seccional Séptima y los padres los retiraron más tarde.

Destrozos.
Los hechos tuvieron lugar durante la mañana del lunes. De acuerdo a los trascendidos policiales, los dos menores ingresaron al SUM de barrio Escondido, donde también funciona la biblioteca, a través de una pequeña ventana de un portón que fue violentamente forzada.
El interior del lugar estaba completamente revuelto. Había muchos elementos esparcidos por el suelo, entre ellos varias prendas de vestir, redoblantes, bombos, botellas de aceite, utensilios para limpieza, la maqueta de un esqueleto de dinosaurio y juguetes, pertenecientes a los talleres que se dictan para los niños y mujeres del barrio.
Una de las talleristas arribó al lugar donde se encontró con la desagradable sorpresa. "Me enteré y vine. Ahora voy a llamar a la policía. No entiendo cómo pueden hacer una cosa así", expresó la mujer, horrorizada por la situación, a un equipo periodístico de LA ARENA.
Allí los jóvenes, además de desordenar todo lo que pudieron, habían violentado la puerta de un casillero donde había instrumentos musicales.

30 mil pesos.
Un vecino del barrio denunció el faltante de una suma de dinero cercana a los 30.000 pesos que estaban dentro de un portafolio sobre el asiento de una camioneta, frente al SUM. Tras el llamado del hombre, los efectivos de la dependencia con sede en avenida Belgrano hicieron un recorrido por la zona y dieron con los dos chicos que llevaban consigo el dinero y las pertenencias del SUM.
"Uno de los chicos estaba en calzoncillos. Parece que cuando entraron al salón se le rompió el pantalón, o quizá lo perdió. Por eso revolvieron la ropa, suponemos", dijo un uniformado. "De inmediato fueron demorados y se puso en conocimiento a la comisaría del menor. Ellos fueron quienes avisaron a los padres", concluyó.