Pincharon un oleoducto en un campo

La Justicia bonaerense investiga un robo de petróleo a través de la pinchadura de un oleoducto de la firma Oleoductos del Valle (Oldelval), empresa con sede en Cipoletti que transporta el 70% del crudo que se produce en la cuenca neuquina. El ducto lleva petróleo Rincón de los Sauces y Plaza Huincul, en Neuquén hasta el puerto Rosales, en Bahía Blanca, atravesando las provincias de Río Negro, La Pampa y Buenos Aires.

Justamente en esta última, en un establecimiento rural de la zona de Médanos, la cabecera del partido de Villarino, se detectó un piletón en forma de L, de grandes dimensiones, el cual estaba conectado de forma clandestina, a través de una cañería de 500 metros con el lugar exacto donde se produjo la pinchadura del oleoducto para perpetrar un robo por goteo.
La novedad se conoció ayer a través de una publicación del diario digital La Nueva Provincia, de Bahía Blanca. "La fiscalía investiga una posible sustracción millonaria de petróleo que se encontró en un piletón, bajo tierra, descubierto en un campo ubicado a 8 kilómetros de Médanos, maniobra que se concretó mediante la pinchadura de una tubería de la empresa Oleoductos del Valle (Oldelval)", informó.

Inspección de rutina.
El martes de la semana pasada, operarios de Oldelval que realizaban una inspección de rutina por la traza del oleoducto se extrañaron de ver que el suelo estaba removido en un tramo. Por ese motivo realizaron una excavación y detectaron la conexión clandestina a través de un caño de 500 metros de longitud que llegaba hasta el casco del establecimiento rural "Los Santos".
El casco del campo fue allanado en los días posteriores por la Justicia bonaerense. Los investigadores encontraron el recipiente de grandes dimensiones oculto y lleno con el hidrocarburo hasta "60 centímetros" de alto. "El propietario del lugar -de apellido Santos- no estuvo presente durante el procedimiento ordenado por la justicia de Garantías bahiense. De hecho, no había ningún responsable en el lugar", informó La Nueva.
Si bien todavía no pudo ser descubierto en forma completa, se cree que el piletón tiene 19 metros de largo, más de 3 metros de ancho y 2,70 metros de profundidad. El lugar donde los técnicos de Oldelval colocaron una varilla para medir la cantidad de crudo almacenado les marcó 60 centímetros, pero los investigadores desconocen si el piletón tiene esa produndidad en toda su extensión.

En el patio.
"Construyeron el piletón en el medio del patio de una vivienda. No sabemos hasta dónde continúa porque está todo camuflado y tapado con tierra y ramas. Desde arriba no se ve nada; solamente se ve la boca por donde entraba el crudo y lo sacaban", afirmó una fuente del caso.
En el caso interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio 12, que inició actuaciones caratuladas "infracción a la ley de residuos peligrosos (24.051) y robo agravado de mercadería en tránsito", con intervención también de la ayudantía fiscal de Villarino.
Oldelval informó que los sensores del oleoducto no detectaron la irregularidad porque el robo del hidrocarburo se produjo "por goteo". En diciembre de 2014, Oldelval sufrió una rotura accidental en esa zona de Villarino y de una investigación posterior se habría determinado que existía una conexión ilegal con el mismo establecimiento ahora allanado. También en Bahía Blanca y Punta Alta existen antecedentes por hechos de estas características.