"No fuimos escuchados"

El diputado provincial y presidente del bloque radical, Ricardo Consiglio, criticó a los legisladores justicialistas por no haber escuchado las "propuestas alternativas para votar en forma conjunta" la totalidad de la ley que crea el Banco de Tierras.
"Pedimos una modificación, mandamos el texto y recibimos una respuesta negativa. Hasta último momento intentamos negociar para votar la totalidad de la ley", detalló en referencia al rechazo particular de su bloque a los artículos 8 y 9 de la ley, aunque votaron afirmativamente en general.
En diálogo con Radio Noticias, el legislador explicó el rechazo de esos artículos: "La expropiación que plantea el Banco de Tierras es realmente confiscatoria, es a mansalva. Nosotros pedimos que haya acuerdo legislativo para cada expropiación".
Según plantea la ley, el Banco de Tierras estará a cargo del Instituto Provincial Autárquico de Vivienda (IPAV), lo que para Consiglio es "una barbaridad".
"En estas condiciones toda la provincia quedó sujeta a que el IPAV pueda hacer una expropiación en cualquier lugar y la cantidad de hectáreas que quiera", aseguró.

Inconstitucionalidad.
Durante la entrevista, el diputado argumentó que los artículos 8 y 9 no respetan a la Constitución Provincial y manifestó que "si no se llega a un acuerdo, el gobierno queda a merced de que las personas a las que le expropien inicien juicio al Estado".
Aseguró también que "(el diputado) Espartaco Marín reconoció que el gobierno tendría que hacerse cargo de los juicios venideros".
Cuestionó, además, que la ley pasa por encima a la norma jurídica de facto nº 608, "que dice claramente que cada tierra de utilidad pública para expropiación debe tener acuerdo legislativo".
"La norma de facto dice que de acuerdo al Tribunal de Tasación se puede pagar hasta un 10 por ciento más de valor fiscal y la nueva ley plantea hasta un 30 por ciento. Es más generosa y más peligrosa", puntualizó.

Emergencia habitacional.
Durante la sesión del jueves y con mayoría de 21 legisladores, se aprobó la ley que declara la emergencia habitacional en la provincia. "Comprendemos que hay una emergencia habitacional y que hay que hacer viviendas", sostuvo.
Y agregó: "Nos parece que este atropello a la propiedad privada es sumamente peligroso para ambas partes: puede que se expropie en demasía o a una persona que no coincide con la idea del gobierno y que también haya negocios de tierras a partir del 30 por ciento más de lo que tenga tasación del Tribunal".