Niño con heridas graves al ser atropellado

Un niño de apenas dos años se encontraba internado anoche en el Hospital Lucio Molas con graves heridas luego de ser atropellado en la tarde de ayer, por una camioneta en la zona urbana de Catriló.
Fuentes de la comisaría local dijeron que el hecho se registró cerca de las 17. Una Ford Ranger al mando de un hombre de 35 años circulaba por la calle Roque Sáenz Peña y a metros del cruce con Marconi aminoró la marcha porque había varios niños jugando y cruzando por la arteria. El conductor sintió un golpe. Cuando se bajó se encontró debajo de su vehículo, en la parte trasera, con el menor.
Aparentemente, agregaron los voceros, el muchacho se asustó porque el pequeño estaba inconsciente y muy lastimado. Enseguida lo cargó en su pick up y lo llevó al hospital local. Allí recibió las primeras atenciones, pero recién pudo ser trasladado al hospital de Santa Rosa -en el trayecto habría recuperado el conocimiento- media hora después, debido a que no estaba la ambulancia local. Lo llevó la del nosocomio de Lonquimay. Tenía traumatismo de cráneo, escoriaciones y heridas cortantes en varias partes de su cuerpo.
Anoche, fuentes policiales consultadas dijeron que el menor se encontraba en la sala de Terapia Intensiva del Molas, con graves lesiones. Según los voceros y por los dichos de la madre del niño a un uniformado, la lesión más grave que presentaba era una fractura de cráneo.