Mujer rescató a su hijo de un año que cayó a una pileta

(General Pico) - Una joven madre logró ayer a la mañana salvarle la vida a su pequeño hijo de apenas un año de edad, que se había caído al interior de una pileta de natación, que estaba llena de agua en el patio de una vivienda. El menor fue trasladado al Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad, aunque sólo por precaución, dado que se encontraba bien tras ser rescatado del agua.
El hecho ocurrió ayer a la mañana cerca de las 11, en el patio de una vivienda ubicada sobre la calle 112 bis entre 101 y 103 de esta ciudad, en la que reside la familia Castillo - Melián.
Lorena Bringas, una vecina que estaba en ese domicilio en el momento en el que ocurrió el hecho, ante un cronista de LA ARENA, dio detalles de lo sucedido.
"El nene estaba jugando y salió corriendo para allá y se sintieron gritos. Ella (por la madre) sintió gritos, pero fue ese segundo", dijo.
Además relató que el niño que la próxima semana cumplirá dos años, "se cayó a la pileta" de natación y que su madre se tiró a rescatarlo y "lo encontró boca arriba y largó agua".
La mujer indicó que la familia tiene en el patio una pileta de material que es "bastante profunda" que está enterrada sobre la tierra y que al estar sobre el ras del piso, fue de fácil acceso para el niño.
"La pileta está al ras del piso y se cayó o usó los escalones para meterse. Gracias a Dios no pasó nada", señaló.
En este mismo sentido indicó que "la casa tiene un ventanal grande y se ve que (el niño) se lo corrió" para ir "a buscar la pelota o porque le llamó la atención la pileta", y que en ese momento se produjo la caída.

Rescate.
La vecina también dijo que mientras charlaba con la madre de niño, fueron alertadas por un grito de la criatura y también por el ladrido del perro, y que de esa manera logró evitar lo que pudo ser una tragedia. Tras el rescate el pequeño enseguida reaccionó aunque se encontraba asustado y nervioso.
"Me lo dio, yo lo mire y no fue necesario hacerle nada"; dijo. También agregó: "Estaba shockeado y asustado. Fue un segundo, que el perro se sentía ladrar y el nene que gritaba y salimos corriendo".
También dio cuenta que tras sacarlo del agua, reaccionó y respiraba bien y que fue atendido por personal médico, que lo llevó al centro asistencial local para controlar su estado de salud.
"Lo trasladó el SEM al Hospital por una cuestión de prevención y para controlarlo", contó.
En el lugar también estuvo el subcomisario de la Comisaría Tercera de General Pico, Lucas Rinaldi, junto a personal de dicha dependencia policial.