"Mochila", la ayuda más útil

La Biblioteca Malvinas Argentinas lanzó por segundo año consecutivo la campaña solidaria "Mochila", que tiene como objetivo apoyar a estudiantes de familias vulnerables, mediante la recolección y entrega de artículos escolares. El anuncio se hizo mediante las redes y busca la colaboración de todos los santarroseños.
A menos de un mes de comenzar un nuevo ciclo lectivo, los integrantes de la Biblioteca iniciaron el trabajo mancomunado para ayudar a los que más lo necesitan. Siempre a la par, sin pedir nada a cambio y poniendo su granito de arena para mejorar la realidad de los chicos.
Paolo Camerlinckx y Fernanda Urdaniz, integrantes de este colectivo, dialogaron con LA ARENA sobre la segunda edición de "Mochila".
"Lo que se busca es poder darle al pibe o la piba la mochila lo más llena posible para que pueda afrontar este nuevo ciclo lectivo", enfatizaron los organizadores.
"El año pasado tuvimos una gran recepción de la gente y esperamos este año sumar al Estado provincial o municipal como así también a los comercios de nuestra ciudad", manifestó Paolo. "Nuestro objetivo es que nos acerquen todo lo que ayude a los chicos, desde lápices, lapiceras, cuadernos, carpetas, hojas, mochila hasta ropa escolar", expresó Fernanda.

Respuesta.
La propuesta "Mochila" surgió como respuesta a la necesidad de las familias más vulnerables que no pueden afrontar los gastos de una canasta escolar. Paolo detalló que la campaña "se pensó a causa de la gran demanda de útiles en medio de ésta difícil situación que estamos viviendo como país y que no todas las familias están en condición de costearla".
Al ser consultados sobre cómo perciben la realidad del barrio y de los sectores más afectados por la situación económica de nuestro país, Camerlinckx comentó que "las familias llegan con lo justo a fin de mes y ahora, con las clases por empezar, eso se va a notar mucho más y por eso queremos ayudar a que los costos sean menores".
El año pasado, la campaña tuvo un gran impacto entre los vecinos del barrio, quienes solidariamente se acercaron a donar útiles y ropa para los chicos. "El año pasado sólo recibimos donaciones individuales", comentó Paolo.

Organización.
Las inundaciones que azotaron a nuestra ciudad el año pasado, y principalmente al barrio, marcó un antes y después en la relación entre la biblioteca y los vecinos. En medio del desastre, la solidaridad y la vocación de quienes trabajan día a día en la sede permitió que los trabajadores se pudieran interiorizar en la vida de las familias y, así, conocer la realidad de cada una. De esta manera, la segunda campaña de "Mochilas" ya tiene conocimiento de cuantos chicos aproximadamente necesitan ayuda con más urgencia.
"El trágico evento del año pasado permitió saber en dónde están los chicos que necesitan más de esta ayuda y priorizar esos casos. Aunque, la ayuda es para todas las familias que lo necesiten", manifestó Paolo. Sin embargo, aunque se quiera, resulta imposible ayudar a todos. "Lamentablemente hay una realidad, no podemos prometer a toda la gente que se acerca que va a recibir una mochila completa", expresó con disgusto Fernanda. "No obstante, el objetivo es poder entregar la mayor cantidad de mochilas llenas posible", agregó.

Setenta.
Al ser consultados por cuántas mochilas esperan entregar este año, Fernanda detalló: "En función de las mochilas que armamos vamos viendo a cuántas familias podemos ayudar, priorizando siempre aquellas de más urgencia". Para evitar problemas y llevar a cabo un trabajo más ordenado, primero se recolectarán los artículos escolares para luego confeccionar las mochilas y ver, de esta manera, a cuantas familias se les puede entregar, confiaron los organizadores.
El año pasado la Biblioteca logró confeccionar 70 mochilas completas que fueron entregadas a los papas de cada chicos. Este año, la campaña pretende superar el número de su primera edición. "Siempre apelando a la solidaridad de la gente y de los vecinos", sentenció la organizadora. La recolección se realiza en la sede de la Biblioteca, en las calles Giachino y Callaqueo. Teléfonos: 02954-830250, 02954-15448828 o 2954-15623267.