Maestras celebraron 50 años de egresadas

La ciudad bonaerense de Carhué fue el lugar elegido para un reencuentro cargado de recuerdos y emociones: allí estuvieron las integrantes de la última promoción de "Maestras normales nacionales" del colegio religioso Saturnino E. Unzué de San José, un hecho que ocurrió hace 50 años.

Cinco décadas después la mayor parte de esas egresadas se reencontraron para compartir una jornada inolvidable porque hubo quienes llegaron desde Macachín y Rolón, de nuestra provincia, pero también desde países del exterior como Francia y España.
"Cuando nos volvimos a ver las caras surgieron los abrazos, las lágrimas, las risas. Muchas viajaron desde otras provincias y hasta desde el exterior, fue una hermosa reunión y al comienzo se hizo una ceremonia religiosa en el colegio", detalló Stella Maris Alvarez, que desde Macachín viajó a Carhué para revivir esos años de estudio y amistades.
Alvarez se acercó a LA ARENA para contar más detalles del encuentro. "La profesora de Literatura de esa época dio una clase magistral recreando un conmovedor viaje en el tiempo y en el espacio", contó quien fuera docente de nivel primario, que era el título que obtenían esas Maestras normales nacionales.
Las egresadas del año '69 fueron las últimas estudiantas secundarias que completaban su formación y luego tenían la posibilidad de desempeñarse en las aulas como maestras.
Al finalizar la jornada llegó otro momento muy emotivo, con un homenaje "a las compañeras que ya partieron, incluyendo una ofrenda floral en el monolito que recuerda a una compañera que fue detenida y desaparecida durante la última dictadura militar". En total habían egresado 32 alumnas. En la actualidad hay dos fallecidas y una desaparecida.

Alfaro.
Entre las asistentes al reencuentro estuvo Elena Alfaro, quien viajó especialmente desde Francia, el país en el que reside como refugiada desde 1982.
Alfaro, nacida en la localidad de Rolón, es sobreviviente de "El Vesubio", uno de los centros clandestinos de detención más cruentos de la dictadura argentina (1976-83), y quien aportó un testimonio clave en el juicio que se le hizo a ocho ex militares argentinos por violaciones a los derechos humanos.
A inicios de 2011, Alfaro ofreció un conmovedor relato a través de una videoconferencia desde París en el marco del juicio abierto en febrero de 2010. Lo hizo desde la sede de una ONG parisina por cuestiones de seguridad. En 1985 había viajado a la Argentina para declarar ante la Conadep y su testimonio, además de ser uno de los más contundentes para desnudar la perversidad del genocidio argentino, fue uno de los capítulos más estremecedores del "Nunca Más".
"Ellos ya se habían dado cuenta: yo estaba embarazada de cuatro meses, señor presidente, mi embarazo era notorio, pero el sadismo era violarse a las embarazadas", declaró Elena ante el presidente del Tribunal. Refugiada desde 1982 en Francia, donde en 2006 fue distinguida con la Legión de Honor, la más alta distinción francesa, Elena Alfaro fue secuestrada la medianoche del 19 de abril de 1977.