Murió la mascota de Bomberos de Lonquimay

Una profunda tristeza invadió en las últimas horas a los integrantes del cuartel de Bomberos Voluntarios de Lonquimay por la muerte de su mascota, una perrita que había sido bautizada como "Bombita".

El animal fue atropellado el jueves en la vía pública por un vehículo. La noticia también conmocionó a vecinos del pueblo. "Fuiste la que cuidó nuestro cuartel, la que siempre nos acompañó, la perra con más dueños de nuestro pueblo. Gracias, se te va a extrañar", señalaron desde Bomberos de Lonquimay a través de su cuenta en la red social Facebook.

La mascota había sido rescatada por personal de Bomberos a principios de marzo de 2018, durante un incendio en el basurero comunal de la localidad de Uriburu. Allí había dos perros abandonados. Uno quedó en la subcomisaría local y la otra, a la cual la llamaron "Bombita", fue llevada por los voluntarios a Lonquimay. "Tenía sarna, la curamos y quedó como mascota del cuartel", sostuvo un vocero, que agregó que el can tenía alrededor de dos años de vida.

La perrita de a poco se fue ganando el cariño de varios vecinos. "Andaba por todos lados, pero siempre regresaba al cuartel", indicaron desde Bomberos, que siempre tendrán en el recuerdo a su mascota "Bombita".