Llegó el horno para fundir acero

Un inmenso horno para ensamblar en Santa Rosa llegó ayer viernes trasladado en quince camiones. Pertenece a la empresa APEX, que se está instalando en el Parque Industrial para elaborar insumos para la actividad petrolífera.

El titular de la firma, Miguel Iglesias, explicó ayer viernes a LA ARENA que "lo que llegó es el horno, que es la máquina más grande de la planta, trasladado en un total son de quince containers". "Es un horno que tiene doce metros por nueve, aproximadamente, y que calienta barras de acero a mil grados".

La fastuosa máquina es de origen estadounidense, será instalada por quince personas de ese país. "Les llevará aproximadamente un mes de trabajo, para dejarlo en funcionamiento", dijo Iglesias, y agregó que "en estos días está saliendo para acá otro cargamento de máquinas desde Estados Unidos, y de no registrarse inconvenientes, que hasta ahora no los hubo, venimos trabajando con todo en los plazos estipulados, por lo que la planta debería estar trabajando a fines de marzo".

El terreno en el Parque Industrial fue adjudicado por el gobierno provincial a la empresa y levantar el complejo demandará una inversión del orden de los 800 millones de pesos.

Vale destacar que, según se anunció en noviembre de 2018, la empresa dará trabajo directo a casi medio centenar de operarios. La matriz directiva de la firma se integra por un grupo de jóvenes empresarios, todos referentes del rubro metalúrgico a nivel nacional: Miguel Iglesias y Arturo Acevedo, este último descendiente del fundador de Acindar, complementados para concretar el proyecto con dos colegas pampeanos.
La planta industrial ocupa unos 30 mil metros cuadrados en los tres terrenos adjudicados por la Provincia.

Petróleo

Apex fabricará varillas, cuplas y accesorios de acero para extracción mecánica en pozos petroleros. Se trata de una fábrica con tecnología de punta, que se instalará con el objetivo de trabajar materiales destinados a la industria petrolera nacional.

La inversión incluye una nave industrial de cuatro mil metros cuadrados, maquinarias y equipos de alta tecnología importados de Japón, Italia, China y Estados Unidos.
"Estamos muy contentos con la decisión tomada de venir a La Pampa. Independientemente de lo estratégico a nivel logístico, creo que la provincia tiene propiedades aptas para la industria metalmecánica desde lo técnico, y esto es paralelo a la excelente relación que tenemos con el gobierno", afirmó Iglesias, quien confirmó que, para una primera etapa, Apex tiene como objetivo productivo alcanzar el procesamiento de cuatro mil toneladas anuales de acero.