La proyección prevé un 89,8% de gasto público

El municipio de Macachín tiene aprobado el presupuesto para el ejercicio 2020. Es de casi $217 millones. La mayor partida está destinada al pago de salarios de los trabajadores, funcionarios y concejales. Prevén poca obra pública. En tanto, la mayor fuente de ingresos será la coparticipación, los impuestos municipales y partidas para planes sociales.
La captación de recursos en 2020, para sostener la gestión, se basa principalmente en dos sostenes: la percepción por tasas municipales, y la coparticipación.
Las primeras abarcan los ingresos de orden comunal (62 millones) que representan el 28,7% del total. El proyecto de Cabak espera recaudar unos 10,7 millones por conservación de la vía pública, 9,2 millones por guías de hacienda y cereal, 5,6 del servicio cloacal, 3,5 de barrido, 3,7 por distribución de agua potable, 2,7 de alumbrado público, entre otras.
Como ingresos de orden provincial, la masa coparticipable fue estimada en 104,7 millones, un 48,2% del total de la evolución comunal. De ellos 75,2 millones son de la coparticipación municipal; 18,8 del fondo complementario que establece la Ley 2460; y los restantes 10,6 devendrán del fondo de regalías hidrocarburíferas que plantea la Ley 2691.
En cuanto al financiamiento, Macachín proyectó recibir unos 15,4 millones. Ese ítem se desdobla en unos 8,1 millones de fondos no reintegrables, que serán aplicados a mejoras en el parque Infantil del Plan 3.000, adquisición de terrenos para viviendas, compra de una prensa para la planta de reciclado, y otros. Por otra boca ingresarán 7,3 millones para desarrollar los planes de Nutrición, Inaun, transporte escolar, Eliminando Barreras, el CDI, y otros.

Inversiones y gastos.
En el segmento de egresos, Cabak presentó un esquema de mucho gasto público y poca obra. Las previsiones es que del Presupuesto total, de 216 millones, las erogaciones corrientes serán de 194,5 millones, lo que significa el 89,81% de la evolución global del municipio, mientras que la obra pública para el próximo año está estimada en solo 8,5 millones, el 3,94% del total del ejercicio.
El presupuesto avizora que los sueldos del personal fue valuado en 79,3 millones, es decir el 36,6% del total. Mientras que los "gastos de funcionamiento del Ejecutivo estarán en el orden de los 61,5 millones, un 28,3%. Para Acción Social destinarán 5,9 millones, el 2,73%.
Dentro de los costos de operatividad de las áreas el mayor gasto estará en la Secretaría de Obras y Servicios Públicos que dirigirá Fernando Sarricouet que demandará 27,7 millones; la de Gobierno y Coordinación, al mando de Pablo Campo, manejará casi 13 millones; la de Mantenimiento de Bienes, que conducirá Sergio Cuevas, con 10,3 millones; y la Secretaría de Hacienda, gestionada por Carina Damelio, con solo 2,1 millones.

Poca obra pública.
El cálculo de gestión para 2020 prevé una modestísima grilla de incorporación de infraestructura. La obra pública, con fondos propios, solo asciende a 8,5 millones, tan solo el 3,9% de la proyección presupuestaria.
Una de las obras es la construcción de los desagües de la calle Buenos Aires, tema que, días atrás mereció un fuerte reclamo por parte del juez de Paz, Ariel Sánchez. A estos fines Cabak destinó 2 millones.
Las restantes son la construcción de nicheras (1,5 millones); remodelación del edificio de Bromatología (3 millones); ampliación del Centro de Desarrollo Infantil (500 mil); mejoramiento del edificio municipal (1 millón); y la primera etapa de la ciclovía.