Ibáñez: "El paro bancario fue total en la provincia"

Las entidades bancarias abiertas al público podrían ofrecer una visión engañosa de la medida de fuerza, pero el paro con concurrencia a los lugares de trabajo "fue total en la provincia", estimó Raúl Ibáñez, secretario general de la Asociación Bancaria local.
El dirigente dijo que tenía "la información que así fue en toda La Pampa, pero también en todo el país, de acuerdo a lo que nos están diciendo. Esperemos que sirva para que la patronal entienda que debe atender nuestro reclamo salarial", agregó.
El paro que se desarrolló ayer fue una determinación gremial para reclamar por la oferta de la patronal que propone un incremento salarial del 9%, frente al 25% exigido por los trabajadores sobre la base de las proyecciones de la inflación para 2018, más una cláusula gatillo, tal como ocurriera el año pasado.

Recarga de cajeros.
Ibáñez, consultado por LA ARENA respondió, ante una pregunta, que "los cajeros automáticos no debieran tener problemas aunque sea fin de semana largo, porque se supone que los bancos habrán tomado sus previsiones. Pero además, en el caso del Banco de La Pampa, la recarga de cajeros está tercerizada, porque la tarea la efectúa la empresa Prosegur, a cuyos trabajadores no les alcanza la medida de fuerza".
Eso mismo no sucede en las sucursales, y según el gremio, era "responsabilidad de las autoridades del BLP determinar en esta cuestión".
El paro que se realizó ayer fue por un período de 24 horas, con concurrencia a los lugares de trabajo.

Alternativas.
En la paritaria los trabajadores bancarios plantearon distintas alternativas que fueron rechazadas. Los sindicalistas dijeron en ese marco que si el gobierno pretende que se excluya la cláusula gatillo, la actualización debería ser del 25%, que es la inflación estimada para el corriente año. De no ser así solicitaban que al menos se reitere el acuerdo de 2017, de un 19,5% con cláusula gatillo.
El mismo Ibáñez informó que se estaba muy lejos en las negociaciones de lo que pedían los bancarios, y consideraban "una postura antojadiza de la patronal, que está tratando de presionar para desfinanciar nuestra organización", dijo en referencia a la Asociación Bancaria que, sostuvo, "no está sujeto a ningún carpetazo de la justicia".

Gran rentabilidad, poca oferta.
Al fundamentar el reclamo de los trabajadores, el secretario de la Asociación Bancaria planteó la notable rentabilidad del sistema financiero argentino durante 2017: "Según el Banco Central registra una rentabilidad superior al 28%. Y ofrecen el 9%, que es ridículo; y además las cámaras no quieren abonar el premio del Día del Bancario y que desaparezca la cláusula gatillo", había señalado antes del paro de ayer.
"Los bancarios fuimos el año pasado el sector mejor remunerado (por las paritarias) y reclamamos la ultra-actividad por lo que deberá prorrogarse el acuerdo del año pasado", agregó.
Ahora el mismo dirigente expresó que "aguardamos una respuesta favorable, porque de otra manera las medidas de fuerza se van a profundizar. Por de pronto está determinado que los días 19 y 20 volverá a haber paro. Eso ya ha sido determinado", sostuvo.