Gas combustible en Salina Grande I

Los trabajos entre Casa de Piedra y Puelén comenzaron el 2 de enero para la obra de suministro de gas combustibles en pozos productores de Salina Grande I.
JUAN JOSE REYES
La Secretaría de Hidrocarburos y Minería autorizó a la empresa Pampetrol Sapem a realizar la obra de suministro de gas combustible en pozos productores de Salina Grande I, que comenzó el 2 de enero la firma Olfield Production Services, reconocida en el mercado patagónico por ejecutar proyectos vinculados al petróleo y gas.
La autorización del 29 de diciembre, para dar los primeros movimientos con las máquinas en el área ubicada en el ejido comprendido entre las localidades de Casa de Piedra y Puelén, fue ordenada a través de la Disposición 82/17.
En 2016, el gobierno de La Pampa rescindió el contrato de concesión a la UTE conformada por Gregorio, Numo y Noel Werthein, Petrosiel y Energial (operaba desde 2006) por falta de inversiones. Con la obra de la red de gas (tuberías y soterramiento) para producir más petróleo y con refinería propia (20 por ciento de RefiPampa), será más ágil y barata para competir.
La administración de gas combustible proporciona múltiples beneficios para las refinerías y más en zonas como Salina Grande I donde hay petróleo pero poco gas, clave para extraer petróleo pues genera energía térmica. La zona se ubica en sudoeste pampeano, compuesta por tres lotes de 15 kilómetros. La obra fue autorizada en diciembre por la SHyM. Una vez rescindido el contrato con Wethein fue declarada de interés por la Legislatura que mediante ley 2928 otorgó a Pampetrol los permisos de explotación y exploración del enclave. Es un área pequeña y tiene en explotación 6 de 11 pozos.
Lo único reprochable de toda esta operación fulgurante para la petrolera pampeana es que la UTE del grupo Werthein dejó una deuda de 2 millones de dólares en multas por incumplimientos reiterados y cero inversiones. Un año y medio después, por Resolución Interna (reservada del 27 de diciembre) 1127/17 de la Dirección de Ingresos Brutos de la DGR la intimó al pago de la "irrisoria suma" de 32.810 pesos para liberarse del pasivo y de paso dejar el camino expedito a Pampetrol.

Una nueva etapa.
En 2017, por Expediente 17401 caratulado "Ministerio de la Producción Subsecretaría de Hidrocarburos y Minería s/memoria técnica del proyecto de obra red de producción de gas combustible para pozos de SGI-Pampetrol Sapem", se iniciaron los trámites para la construcción de la obra en esa estratégica área.
Allí se producen entre 15 a 20 metros cúbicos por día de petróleo, no tiene oleoductos, es decir que al petróleo hay que transportarlo en camiones y lo peor es que tampoco tiene el gas necesario para la explotación y Pampetrol debe comprarlo hasta que se empiece a producirlo en cantidad.
La zona de la obra pertenece al Ente Provincial del Río Colorado (no afecta el riego) y ya tiene la autorización de la Dirección de Recursos Naturales para el desmonte de la vegetación nativa. La obra ya se inició y en poco tiempo más Pampetrol producirá más petróleo pampeano, que hoy a través de Refipampa le vende no solo a la Dirección de Vialidad Provincial, sino a varios municipios de la provincia pues desde hace un año no solo se dedica a la explotación, comercialización y almacenaje, sino también al transporte de hidrocarburos.
Salina Grande I dejó de ser una zona de producción para convertirse en unidad estratégica de negocios. La Pampa no accedió a firmar el Convenio Federal de Energía propuesto por el presidente Mauricio Macri y el ministro de Energía, Juan José Aranguren, ya que cuando un área es recuperada por la provincia debe pagar como tope el 15 por ciento de regalías y a los 10 años recién el 18, y aquí hay áreas en donde dos empresas pagan 35 por ciento y otra el 41 por ciento.