Fuerte temporal

La tormenta y los fuertes vientos que azotaron ayer a barrios del oeste de la capital pampeana y a una buena parte del norte de Toay, dejaron como saldo voladuras de techo de viviendas, árboles caídos, y roturas varias en diversas casas. Afortunadamente no hubo que lamentar personas heridas. En la ruta nacional 35 y provincial 18 también se registraron varios árboles sobre la cinta asfáltica. Los mayores destrozos tuvieron lugar en los barrios Los Hornos, Inti-Hue, Villa Las Camelias y El Faro. También en el Lowo-Che, de Toay. Hubo varios pinos, árboles de gran tamaño y columnas de luz que fueron víctimas del viento en la avenida Presidente Perón. Allí el tránsito se vio interrumpido para que operarios pudieran trabajar y quitar los árboles de la cinta asfáltica.
Durante el jueves y el viernes cayeron 16,5 milímetros y las ráfagas de viento alcanzaron los 78 kilómetros por hora, según aportaron desde el Servicio Meteorológico Nacional. La estación cercana al Aeropuerto sufrió daños debido a la tormenta eléctrica. Los datos sólo fueron tomados hasta las 17 horas.

Los Hornos.
Los primeros hechos comenzaron a hacerse públicos pasadas las 17, pocos minutos después de que se registraran las ráfagas de viento huracanado que golpearon con fuerza al oeste de Santa Rosa. En el barrio Los Hornos se registraron al menos dos voladuras de techos de casas. Una de las esquinas donde más se sintió fue en Domínguez y Meringer, al 1095, donde el viento produjo el desprendimiento, casi total, del techo de chapa de una vivienda. Un equipo periodístico de LA ARENA arribó al lugar y dialogó durante unos minutos con Nicolás Forbes, propietario del inmueble, que al momento de los hechos se encontraba descansando. Shockeado por lo ocurrido, el muchacho de aproximadamente 40 años dijo que "fue como un tornado" y de golpe oyó el ruido de las chapas volar. Por fortuna el hombre se encontraba bien y al lugar llegaron varios conocidos suyos para colaborar. También arribaron efectivos de la Seccional Sexta, y Bomberos. Estos últimos sostuvieron que, "si no hubiese sido por la chimenea de la parrilla el techo se volaba por completo". Las chapas y varias vigas de madera terminaron sobre la calle de tierra, a pocos metros de la casa. Incluso, un trozo de madera se clavó, literalmente, de un transformador ubicado en las alturas de una columna eléctrica.
Varios metros al sur de esa casa, otro inmueble sufrió la voladura de techo. En este caso, se trató de una vivienda de dos pisos situada en la calle Meringer entre Juan Manuel Fangio y Sánchez. Otra de las postales que dejó el temporal fue la de un enorme caldén que estaba en la puerta de una casa y por el viento terminó partido en dos, ocupando por completo la intersección de la calle Zocchi y Domínguez.

Las Camelias.
Otro de los damnificados por el paso de los fuertes vientos fue el kinesiólogo Alejandro Lastiri, quien tiene su propiedad en la calle Dinno Saluzzi. La violencia del viento tiró dos ventanales con corredores de importantes dimensiones. Al momento de ocurrido el hecho, Lastiri y su familia estaban en el patio. En el lugar quedaron esparcidos por todos lados los vidrios de las ventanas. La desesperación fue tan grande que los vecinos, siempre dispuestos a colaborar, arribaron con materiales para que el dueño pudiera paliar las roturas por algunas horas. Incluso, se pudo ver como las riendas de un alambrado perimetral, fueron arrancadas por el viento.
Como si los destrozos ocasionados por el temporal fueran pocos, el agua que escurre por la avenida Perdón por pendiente natural hacia el lado de la Laguna Don Tomas, anegó varias arterias de este barrio.

Toay.
En la intersección de la calle Muñoz con la colectora de avenida Perón, una vivienda sufrió la voladura de un alero de chapa y madera. Los materiales fueron levantados por el viento y pasaron por encima de la casa hasta quedar en un terreno donde hasta hace pocas semanas había varios caldenes.
En una casa lindera a este terreno, un eucalipto de gran tamaño cayó sobre el portón de ingreso y, por fortuna, el inmueble no recibió daños. Tampoco se registraron personas heridas.

Siniestro.
Un joven motociclista cayó sobre la avenida Perón. Sufrió lesiones en su cuerpo y debió ser atendido, en el medio de la lluvia, por las personas que pasaban por el lugar. Desde el Comando Radioeléctrico indicaron que el motociclista perdió el control del rodado y cayó.

Probabilidad de mas lluvias
Según el informe del Servicio Meteorológico Nacional, este sábado el cielo estará nublado, con probabilidad de lluvias y tormentas, algunas intensas, con mejoramientos temporarios, con vientos moderados a regulares o fuertes del sector sur, con ráfagas. Para la tarde-noche, irá mejorando, con cielo nublado y vientos regulares o fuertes del sudeste, con ráfagas, rotando a leves del sector este. La temperatura máxima será de 26º y la mínima rozará los 18º. El domingo mejorará levemente, y las temperaturas máximas serán de 28º. Se espera que la mínima sea de 13º.