Estafaron y robaron a una anciana en Santa Rosa

La citaron por teléfono a la sede de la entidad y, mientras ella fue hasta el lugar, desconocidos ingresaron a su vivienda. Al tomar conocimiento, la CPE advirtió sobre la nueva modalidad delictiva. 

Una anciana de 89 años fue engañada por desconocidos que se hicieron pasar por personal de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) de Santa Rosa. En esta oportunidad, la modalidad consistió en hacerla ir hasta la sede de la entidad y, mientras no estaba presente, ingresaron a su vivienda y le sustrajeron 10 mil pesos. El hecho trascendió ayer, luego de un comunicado emitido por la entidad solidaria, donde alertaba a sus asociados ante esta situación.

Según informaron fuentes policiales a LA ARENA, todo comenzó cuando la mujer, de 89 años, recibió un llamado el día martes alrededor de las 19. Allí, un hombre, que se presentó con el apellido de Palacio, le indicó que era un empleado de la Cooperativa Popular de Electricidad y le solicitó que se acercara a la sede de la entidad porque "tenía problemas en el teléfono y de no ir se lo cortarían, indicándole que debía acudir sí o sí la titular de la línea". Pero la víctima no asistió.

Segundo llamado

Sin embargo, ayer miércoles la anciana recibió un nuevo llamado, en esta ocasión fue durante la mañana, alrededor de las 8. En esta nueva comunicación telefónica, el sospechoso adujo llamarse "Alejandro" y "le solicitó nuevamente que se presentara ante la Cooperativa". La mujer afirmó que no poseía medios para movilizarse, a lo que el sospechoso le contestó que "ya le enviaban un taxi".

La mujer accedió y, alrededor de las 9, se subió al taxi. La víctima llegó al hall de la CPE, donde luego de esperar a ser atendida, el personal le advirtió que nadie de la entidad se había comunicado con ella, y que no tenía pendiente ningún trámite, temiendo que podría tratarse de una estafa. Ante esto, el personal la acompañó hasta su domicilio, ubicado en el barrio Villa Alonso. Al ingresar, continuaron las fuentes, la víctima "notó sus muebles revueltos" y observó que "le habían forzado la reja de la ventana de su dormitorio".

Los sospechosos aprovecharon el lapso de tiempo en el que ella se dirigió a la Cooperativa e ingresaron a su vivienda. Del lugar, sustrajeron alrededor de diez mil pesos, los cuales se encontraban dentro de un placard, según precisaron fuentes consultadas por este diario. Luego de constatar el faltante del dinero, el hijo de la víctima decidió radicar la denuncia en la Seccional Primera de Policía. Hasta el momento, los efectivos se encuentran investigando el caso.

Advertencia de la CPE

Al tomar conocimiento del caso, la CPE emitió un comunicado en el que advirtió "sobre una nueva modalidad delictiva que se realiza invocando su nombre. Se trata de un engaño que consta de un llamado telefónico a algún asociado o asociada, haciéndose pasar por personal cooperativo que le pide a la víctima concurrir a las oficinas de la CPE para realizar un trámite cuya presencia, dicen, es imprescindible".

"Mientras la víctima está en la sede de la entidad, los delincuentes roban en su casa. Así sucedió esta mañana (por ayer miércoles) con una asociada, adulta mayor, que recibió una llamada en la que desconocidos le pedían concurrir a la Cooperativa", indicaron. Desde la entidad solidaria recordaron que "esta nueva forma de engaño viene a sumarse a otras ya conocidas, como hacerse pasar por personal de la CPE para ingresar a los domicilios".

Por estos motivos, remarcaron que no se necesita ingresar a las viviendas para efectuar tarea alguna y que "solo el personal de Telecomunicaciones ingresa a conectar el módem o decodificadores, pero en ese caso es el propio asociado quien requiere esa tarea y está al tanto de esa visita, ya que fue solicitada por él mismo para acceder a un servicio".