"Es lo mejor que nos pudo haber pasado"

La Plaza está desbordada. Cientos de personas recorren los distintos senderos, visitando stand por stand y consultando precios. Más de una encuentra el regalo perfecto para estas fiestas.

De esta manera, a dos días de culminar, la vuelta de la tradicional feria del regalo a la Plaza San Martín se perfila como uno de los primeros éxitos de la gestión de Luciano di Napoli al frente del municipio.
Un recorrido por el lugar alcanza para observar que los nuevos vientos políticos se ven reflejados en la cara de la gente. Y en eso coinciden tanto comerciantes como dirigentes: hay otro humor, otro ánimo en la sociedad.
Y así también lo explican los artesanos, como Jorge, un fabricante de juguetes de madera oriundo de General Pico. "Esto es lo mejor que nos pudo haber pasado, muchos compañeros estuvieron peleando durante tres años para que la feria vuelva", comentó en una charla con LA ARENA.
De todas maneras, reconoció que "muchos también no querían, pero bueno... La gente, creo que por falta de experiencia, tenía la idea de que en las vías era mejor. Ahora se habrán dado cuenta que la plaza es fundamental, es lo principal para nosotros. Tiene una magia diferente".
En relación a las ventas, indicó que "el cambio es drástico", porque "en la plaza tenés caudal de gente todo el tiempo, desde la mañana hasta el mediodía y por la noche".
"En el otro predio en la mañana tenés movimiento solamente a la tarde. Eso significa que tenés más ventas en la plaza. Viene bien, mucho mejor de lo que nos imaginábamos", valoró el emprendedor desde su stand.

Un cambio "positivo".
Por su parte, Ana Paula, quien impulsa el taller de cerámica "Am Pele", consideró que el traslado de la Feria del Regalo "fue re positivo, por lo menos en las ventas y en el flujo de gente", el cual fue notorio "desde el primer día".
Mientras trabaja en sus productos, comentó a este diario que en esta oportunidad "vinieron muchos compañeros de otros lados, como San Luis, Córdoba, Buenos Aires, que allá (por las vías del ferrocarril, sobre la calle Alvear) no se daba. Eso estuvo buenísimo, es como era la feria antes, está volviendo a como nació".
Ana Paula no olvidó la resistencia durante la gestión de Leandro Altolaguirre y opinó que la vuelta a la plaza fue gracias a "la lucha de los compañeros del colectivo independiente de artesanos. Ellos resistieron todos estos años que estuvieron viniendo, a pesar de que se bancaron malos tratos. Volver a la plaza fue un logro de los que resistieron en la lucha".
En comparación con la feria que se hacía en la vías, consideró que hay una diferencia en las ventas. "Hice dos allá y ahora acá en la Plaza, y para mi sí se nota la diferencia. Se nota mucho. Para mi fue mucho más positivo y creo que esta sensación fue en general, a la mayoría les ha ido bien, estamos todos contentos".

Una resistencia.
Aranza es parte de "Cuadros Jah", uno de los stand más atractivos de esta feria, y se dedica a pintar cuadros con aerógrafos. Según comentó, desde hace años que participa de la feria pero siempre en la Plaza San Martín. "Estuve el ante año pasado cuando nos mandaron allá, pero yo me quedé acá", agregó.
"La verdad que en la plaza siempre trabajamos re bien, nos va bien. Cuando vinimos estuvimos acá, pero nos habían mandado a las vías pero nos quedamos con algunos compañeros en esta plaza", resaltó.
Con respecto a insistir en la idea de que el evento se realice en la plaza, indicó que tiene que ver con que "es algo más cultural" y que "fue defender un espacio público que es un emblema de Santa Rosa". Para la joven, el tiempo les dio la razón.
Finalmente, indicó que en esta oportunidad están "vendiendo bien" debido a que "la gente tiene que andar sí o sí porque está todo alrededor".