El TIP resolvió 323 causas

El Tribunal de Impugnación Penal (TIP) resolvió 323 causas en el período comprendido entre el 16 de diciembre de 2016 al 15 de diciembre de 2017, cuando ingresaron para su tratamiento 357 expedientes del sistema acusatorio actual y once del residual.
En un año, los jueces Filinto Rebechi, Carlos Flores, Pablo Balaguer, Fernando Rivarola y Mauricio Piombi -a través de fallos definitivos o sentencias equiparables- diligenciaron 208 legajos del sistema acusatorio y 28 provenientes del sistema residual.
De esas 208 resoluciones, 107 fueron fallos definitivos, 26 sentencias equiparables, 15 apelaciones de prisiones preventivas y las 60 restantes quedaron incluidas en el ítem "otras"; mientras que las 28 residuales se dividieron en siete fallos definitivos, siete sentencias equiparables, tres apelaciones y once "otras".
Allí los magistrados resolvieron mayormente recursos de impugnación contra fallos o resoluciones dictados por las Audiencias de Juicio de Santa Rosa y General Pico, la antigua Cámara en lo Criminal y de jueces de control de las diversas jurisdicciones.
Además se pronunció en 46 expedientes de ejecución, vinculados a denegatorias de libertades condicionales, salidas transitorias, libertades asistidas, régimen de semidetención. Se trató de impugnaciones a resoluciones del Juzgado de Ejecución Penal.

Plenario con 17 fallos.
El TIP también dictó 17 sentencias en plenario, con el tribunal constituido por sus cinco miembros -en el resto de las causas lo hizo por salas-, por ejemplo en casos de actividades procesales defectuosas, sobreseimientos, suspensiones de juicio a prueba, rechazo de prueba documental. Finalmente hubo 24 rechazos in límine.
Del total de causas, el 64,4 por ciento correspondieron al sistema acusatorio, el 14,2 a ejecución, el 8,6 al sistema residual, el 7,5 a rechazos in límine y el 5,3 a plenarios.
El TIP, según el Código Procesal Penal, interviene en la sustanciación y resolución de las impugnaciones contra fallos definitivos y resoluciones equiparables a ellas; en los recursos contra las resoluciones de los jueces de control, en las cuestiones de competencia entre tribunales de juicio y en las quejas por retardo de justicia de los tribunales de juicio.