"El personal se ha puesto la camiseta"

Luciano di Nápoli, el intendente de Santa Rosa, calificó como "intensa" su primera semana al frente del municipio de la capital. Aseguró que en estos días ingresó antes de las 7 de la mañana y llegó a quedarse hasta pasadas las 20, aunque confesó que "la cabeza está puesta las 24 horas" en la gestión de la ciudad.
"Estos primeros momentos requieren mucha organización interna, recorrer, hablar mucho con los empleados, ver el estado en el que están las cosas. El personal llega a las 7.30 pero los funcionarios llegan a la misma hora que yo. Charlamos sobre las noticias que llegan de la provincia y desde Nación y luego vemos la agenda del día. Después me reúno con la directora general de Administración, que me trae los expedientes para empezar a firmar", describió.
Lo que siguió en la agenda, en la rutina de los primeros días, fueron las reuniones -que hasta incluyó una visita del gobernador Sergio Ziliotto- y las recorridas. "Fue una primera semana intensa", afirmó.

-¿Qué te impresionó más en estos primeros días?
-Lo bueno es haber encontrado mucha predisposición de parte del personal.

-No es lo que expresó públicamente Altolaguirre cuando empezó su gestión.
-La verdad, debo decir que el personal está muy predispuesto al trabajo en su enorme mayoría y se han puesto la camiseta desde el primer momento. Las cuentas del municipio están ordenadas desde el punto de vista que se dejó un remanente de dinero para hacer frente a los sueldos.

-Tuviste la suerte de que el mejor secretario que tenía Altolaguirre era el de Hacienda, Luis Evangelista.
-Es cierto. Está ordenado el pago a proveedores, está ordenada la estructura burocrática administrativa de ese sector. Lo tomo como algo positivo. No obstante eso, incluso en esa área hemos encontrado cosas que no están bien.

-¿Por ejemplo?
-El sistema informático de la municipalidad es muy viejo, lo presta una empresa que, además, es mendocina y también se está pagando otro sistema que es el SIU, que es el que usa la UNLPam. Se llevan pagados algo así como 1,7 millones de pesos, y todavía no liquidó un sueldo ese sistema. Se están pagando los dos sistemas. El sistema que se está utilizando en Rentas es obsoleto, vamos a tener que hacer algo con eso, ya lo hemos llamado al ministro de Modernización, Antonio Curciarello, y con el ministro nacional para que nos den una mano. La Provincia tiene esto bien organizado y el municipio en este aspecto es un menos diez.

Vialidad Municipal.
En sus primeras horas de gestión, Di Nápoli recorrió los comedores, un gesto que estuvo en sintonía con la declaración de la emergencia social que le reclamó al Concejo Deliberante. En su diálogo con La Parte y el Todo, en CPEtv, destacó el trabajo y el compromiso social del personal de los comedores y se mostró alarmado por la creciente demanda de viandas.
La peor sorpresa, según dijo, se la llevó en Vialidad Municipal, un lugar que encontró devastado, tanto en lo que hace a la infraestructura edilicia, como a la maquinaria y el parque automotor. "El edificio destruido, la maquinaria funciona al 30%, el parque automotor destrozado, lugares de trabajo indignos, baños que no funcionan, techos que se caen...", describió.

Saneamiento.
Luego de cuatro años de excusas del gobierno de Altolaguirre respecto a la demora en la concreción del Plan Director de Aguas, supuestamente licitado y adjudicado a una consultora por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), Di Nápoli aseguró que ese programa no existe. "No hay ningún papel, ni una hoja", aseguró. Luego culpó a los funcionarios nacionales de Cambiemos, por su actitud desaprensiva que llevó a la ciudad a perder el tiempo en los últimos cuatro años.
En cuanto a la propuesta de Ziliotto de concretar una unidad ejecutora entre Provincia, Municipio y la UNLPam, el intendente aseguró que eso no era ni más ni menos que lo mismo que Carlos Verna, el ex gobernador, le ofreció en el inicio de la gestión a Altolaguirre y que éste no aceptó.
La obra del trasvase de aguas de la laguna Don Tomás al Bajo Giuliani, que comenzó a ejecutarse durante la gestión anterior, se encuentra en un 80% de avance. "Hay que atravesar el predio de Vialidad Nacional (sobre Avenida Perón) y la parte de FerroExpreso Pampeano, que ya firmaron, para hacer el trazado de la laguna. Luego resta hacer una instalación eléctrica grande de los equipos de extracción del agua. Si no hay imprevistos, calculamos que para marzo tendremos el sistema funcionando", afirmó.
En cuanto al anuncio del llamado a licitación para renovar las plantas de bombeo 1 y 2 de desagües cloacales, Di Nápoli aseguró que se trataba del "corazón del sistema de cloacas" de la ciudad. "La EB 2 está ubicada detrás de la pista de atletismo, a metros de la calle Azurduy, y la EB 1 está en Mendoza y Antártida Argentina, en Zona Norte. Es importante cambiarlas porque si colapsan, y están a punto de colapsar, vamos a tener un gran problema", consideró.

"Estoy esperanzado con Alberto".
Di Nápoli se mostró entusiasta con los primeros pasos que dio la gestión del presidente Alberto Fernández. "Estoy muy esperanzado con la gestión de Alberto. No quisiera estar en los zapatos de él y de Cristina por las condiciones en que les toca asumir. No nos vamos a pasar hablando todo el tiempo de la herencia, pero también es cierto que es bueno marcar cuál es el punto de partida. Estoy esperanzando porque veo en la conformación del gabinete la amplitud del presidente", afirmó.
A su vez, destacó que, al contrario de lo que ocurría con Macri, las medidas del nuevo mandatario van en el sentido de transferir recursos de los que más tienen para los que están postergados. "Hoy la prioridad es el hambre de la gente. Hay que armar un gran acuerdo nacional para que no haya argentinos con hambre. Si lo logramos, vamos a llegar a buen puerto", afirmó.
En cuanto a las retenciones al campo y el escozor que la medida generó en algunos dirigentes rurales, el intendente tuvo un tono componedor. "El campo de La Pampa no es el mismo que el de la zona núcleo, e incluso en nuestra provincia, no todos los productores están en las mismas condiciones. Generalizar es un error que se cometió en su momento y no vale la pena repetir".
Luego remarcó que las retenciones las reinstauró Macri y que Fernández solo las actualizó. "Macri las volvió a poner cuando ya no pudo tomar deuda externa. Los dos años primeros de Macri fue de financiar al Estado con deuda externa. Cuando eso se terminó comenzó a tomar medidas, como la de las retenciones, que en el gobierno de Cristina también habíamos tenido".

Por el Fofeso.
Di Nápoli no ocultó su deseo de contar con los potenciales recursos económicos que podría aportarle a la capital provincial la reinstauración del Fondo Federal Solidario, más conocido como el Fondo Sojero. Se trata de una medida que nació con el kirchnerismo, tras el conflicto por la Resolución 125, y consistía en la federalización del 30% de lo recaudado mediante las retenciones. "Ojalá se tome esa medida. Es absolutamente federal y tiene impacto directo en las cuentas municipales", dijo.