Ediles oficialistas pidieron disculpas

El bloque de concejales oficialistas (Frejupa) de Catriló manifestó su adhesión al veto presentado por el intendente Ricardo Delfino a la ordenanza (1/20) que establecía el aumento de la categoría salarial del cuerpo deliberante. A través de un comunicado también pidieron "disculpas públicas a la población y en particular al personal municipal". La medida había sido aprobada por los ocho integrantes del cuerpo deliberativo local en una sesión extraordinaria realizada la semana pasada.
En su veto, Delfino indicó que la dieta que fijaban los concejales "se ve sensiblemente incrementada respecto a lo establecido por la ordenanza 23/2017 (con la anterior conformación del CD), no teniendo la factibilidad financiera para hacer frente a esa mayor erogación".
También sostuvo que se proponía un cambio de equivalencia que hasta el 10 de diciembre estuvo determinada por el correspondiente a una categoría 9 de la Ley 643, y ahora la quieren establecer en una categoría 2. Ese incremento, de más del 100 por ciento, significaba 2,1 millones de pesos para la Municipalidad.
"Esta decisión produce una alteración en el presupuesto municipal, sin acrecentar la dedicación funcional, ni la carga horaria de quienes percibirán el incremento salarial", argumentó Delfino al aplicar el veto a la ordenanza.
A raíz del rechazo de la mayoría de la población y de los empleados comunales, principalmente aquellos que no forman parte de la planta permanente, los concejales del Frejupa emitieron un comunicado. "Debemos aclarar que la propuesta de aumento partió de parte de los bloques opositores, y que decidimos acompañar con nuestro voto porque entendíamos que se trataba de un recategorización y que no implicaba un aumento en los haberes percibidos", dijeron en el escrito que lleva la firma de los tres concejales del frente peronista: Gerardo Minudri (viceintendente), Juan Pablo Rodríguez (secretario del CD), y Claudia Sangiani.
"Nunca planteamos un aumento de haberes ni cuando tuvimos mayoría de votos en cuatro años (periodo 2015-2019)", señalaron y concluyeron: "Por todo esto, reafirmamos nuestro compromiso con la población en estos tiempos en donde todos debemos poner nuestro esfuerzo para salir adelante y sobrepasar esta crisis que nos ha dejado el anterior Gobierno nacional (de Mauricio Macri)".

Empleados.
Por su parte, los empleados comunales ayer a la mañana se reunieron en el corralón. Habían amenazado con un paro de actividades si finalmente prosperaba el aumento de las dietas de los concejales. Se habían mostrado molestos por la decisión del CD debido a que hay varios de ellos que hace años no tienen una recategorización y hay un grupo de compañeros que están como jornaleros y esperan hace tiempo el pase a planta permanente.
Se hizo una votación donde se eligieron a cuatro delegados (uno por sector laboral) que serán los encargados de llevarle al Ejecutivo los reclamos de los empleados de calle. También mantendrán reuniones, al menos, una vez al mes. Luego de la asamblea y enterados del veto de Delfino al aumento de los concejales, decidieron seguir con sus actividades.