"Descomprimen" el CMC

La instalación de la Escuela de Cerámica, del Centro de Capacitación y del sector administrativo, entre otras dependencias, en el Molino Werner, permitirá descomprimir espacios en el Centro Municipal de Cultura, según explicó el secretario de Educación, Cultura, Turismo y Empleo de la Municipalidad de Santa Rosa, Gabriel Gregoire.
El funcionario comentó que "la Escuela de Cerámica está funcionando en una casa alquilada que está pegada al CMC y ocupa un par de aulas del centro, de manera que esto posibilitará dejar de depender de un alquiler, descomprimir un poco el CMC y además tenemos que tener en cuenta que hay otros espacios que necesitan seguir creciendo".
Gregoire explicó que entre los sectores que, por el volumen de material que manejan, necesitan ampliar el espacio que ocupan se encuentra el Archivo Histórico. El funcionario dijo que en este caso se le prometió a la gente del archivo que se ampliarán sus instalaciones "todo lo posible".

Confitería.
Por otro lado, Gregoire advirtió que se evalúa la posibilidad de instalar una confitería en el CMC. Dijo que sería similar a la sala Mareque y recordó que durante la apertura del Centro Municipal de Cultura en la década del '90 funcionó como confitería, aunque por espacio de unos pocos meses. Como objetivo, explicó que se propuso para marzo mudar la escuela e instalarla en el Molino, pero advirtió que ahora habrá que ver "cuánto tiempo demanda" para poder empezar a trabajar "en los proyectos sobre el centro".
La Escuela de Cerámica se va a instalar en el lugar identificado como "Galpón 1" del ex Molino. Se trata de un espacio de 30 metros de largo por trece de ancho, al que se le realizó totalmente a nuevo el techo de la planta alta, lo que permitirá ahora comenzar a trabajar sobre las aulas y oficinas que irán en la planta baja.