Denuncian abuso sexual en el hospital Molas

Una joven de 19 años, que se encuentra internada en Salud Mental del Hospital Lucio Molas, denunció que fue víctima de abuso sexual. Según la denuncia presentada, el agresor habría sido un efectivo policial.

Integrantes del movimiento "Somos importantes - Todo Suma", conformado por ex pacientes del servicio de Salud Mental, se comunicaron con LA ARENA para denunciar un presunto abuso que habría ocurrido en el servicio del Hospital Lucio Molas. Fuentes judiciales confirmaron a este diario que efectivamente se realizó una presentación en la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia y que la Fiscalía de Delitos que impliquen Violencia Familiar y de Género, a cargo de Cristian Casais, ya se encuentra interviniendo.
En ese sentido, indicaron que se está investigando en el presunto hecho, intentado establecer quienes eran las personas que estaban en el lugar durante el momento que habrían sucedidos los hechos. "Faltan testimonios por recabar", señalaron y agregaron que "se está investigando la posibilidad que sea un efectivo policial".

La denuncia.
Los integrantes del movimiento explicaron que, según lo que pudieron hablar ayer con la víctima, el hecho habría ocurrido el sábado por la noche, cuando ella se despierta y siente que una persona la estaba manoseando. Sin embargo, "cuando ella quiere gritar el tipo intentaba forzarla a mantener relaciones sexuales".
"Ella estaba dentro de las habitaciones de mujeres de Salud Mental. Como las mujeres estaban con medicación para dormir, no escucharon nada hasta que ella pudo gritar. Ella está con custodia femenina, la cual se quedó dormida anoche. Cuando se duermen todos, porque de noche duermen, este tipo aprovecha para ir a hacerle esto que le hizo", aseveraron.
Los ex pacientes comentaron que se enteraron gracias a "una compañera que salió de permiso" y rápidamente se comunicó con el movimiento para alertarlos sobre lo que había ocurrido. Ante esto, inmediatamente "tratamos de comunicarnos con ella", objetivo que lograron recién ayer por la tarde.
A su vez, intentaron ir a hacer la denuncia a la Seccional Segunda, donde según indicaron, el oficial de turno les avisó que el fiscal a cargo de la investigación, Cristian Casais, iba a ir al establecimiento. De esta manera, tomaron conocimiento de que la víctima ya había radicado la denuncia acompañada por la psicóloga.
Por estos motivos, los integrantes del movimiento se apersonaron en el lugar y dialogaron con un oficial de la Unidad Funcional de Género, quien tomó sus datos ante la posible citación a declarar.

"Esta abandonada".
Los ex pacientes cuestionaron que "los que deberían estar atentos a que esto no suceda se durmieron y lo permitieron. Incluso los enfermeros que deberían estar controlando cada tanto". Una de las ex pacientes señaló que estuvo internada en su momento y afirmó que "los enfermeros te van a ver en el cambio de turno y no te ven más. Si los enfermeros hicieran ronda nadie se arriesgaría a hacer lo que hicieron anoche".
Por estos motivos, sostuvieron que "no hay control para nada" y explicaron que la joven de 19 años está "hace 90 días ahí dentro". Según comentaron, ingresó totalmente lucida, porque "su único problema es epilepsia refractaria, y como no tenía donde llevarla a vivir, la llevaron a Salud Mental. No entró por ninguna crisis ni por tener una enfermedad mental.
A su vez, denunciaron que "no le dejan firmar el alta voluntaria, habíamos conseguido un lugar donde llevarla a vivir. Tiene una abogada que ni estaba enterada del caso, está totalmente en abandono ahí adentro".
"Con los 90 días de encierro, es terrible la soledad que debe sentir. No entró por ningún problema de Salud Mental", enfatizaron y afirmaron que se trató de un caso de "negligencia por parte de los enfermeros y de la custodia".