Condenado en suspenso

Un hombre de 35 años fue condenado a un mes de prisión en suspenso por el delito de hurto simple. Dicha sentencia, fue unificada con una pena anterior. En total se le computó una sanción única de once meses de prisión en suspenso.
Marcelo Jesús Ordóñez fue condenado por la jueza de control, María Florencia Maza, a un mes de prisión por el delito de hurto simple. Según informó el Superior Tribunal de Justicia provincial, la resolución se produjo en el marco de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Facundo Bon Dergham, el defensor oficial Martín García Ongaro y el propio imputado, un comprador y vendedor de motos de 35 años, apodado "Toto".

Delito.
Ordoñez recibió la pena por un hecho ocurrido el 14 de agosto de 2016. De noche, y acompañado por una mujer, "se apoderó, sin ejercer fuerza ni violencia, de una garrafa de diez kilos llena, la cual se encontraba junto a la puerta de acceso", según el informe, de una despensa ubicada en Villa Parque, en la capital pampeana. Una de las pruebas que fundamentaron el delito fueron las imágenes captadas por la cámara de seguridad del comercio.
Previamente, el hombre de 35 años, fue condenado el 18 de abril del 2016, a diez meses en suspenso por ser autor material y penalmente responsable de los delitos de amenazas simples y lesiones leves calificadas dentro de una la relación de pareja.