Celulares: 500 estafas diarias

A pesar de lo conocido de la metodología, el ardid sigue perjudicando a usuarios de plásticos que son llevados hábilmente a revelar datos clave como la fecha de vencimiento de sus tarjetas. En general, llaman con la excusa de ofrecer servicios financieros.

En Santa Rosa y General Pico arrecian las estafas telefónicas muy bien urdidas que hacen que los usuarios de tarjetas de crédito revelen datos sensibles y así poder debitarles compras en su resumen de cuenta. Los telemarketers se presentan brindando información del plástico que la persona tiene en el banco. Luego, en medio de las preguntas, piden confirmar datos que no deben ser revelados, como fecha de vencimiento de la tarjeta y otros necesarios para usarla en línea.
La recomendación de las autoridades en estos casos es no dar ningún dato. Si el usuario de tarjeta de crédito lo hace, puede convertirse en víctima de las más de 500 estafas diarias que se cometen en La Pampa bajo esta modalidad.
El ingenio y la habilidad de los delincuentes telefónicos no tiene límites y se apalancan en la inocencia de la gente. El avance de las comunicaciones les ha brindado una herramienta más para concretar esos ilícitos. Son inescrupulosas personas que dicen llamar desde una franquicia que maneja marcas como Visa o Mastercard, ya sabiendo de antemano el nombre y apellido, el DNI y la dirección postal de la víctima, además de conocer qué tarjetas de crédito opera y cuáles son los bancos que se la entregaron (la más comunes son BBVA, Galicia, HSBC y Santander Río).

El cuento del tío.
La metodología es conocida pero sigue surtiendo efecto: llaman por teléfono a la víctima brindándoles nuevos servicios financieros, pero en realidad buscan robar datos personales, dinero de las cuentas y extorsionar. Ahora es más sofisticado que antes, pues los estafadores, de acuerdo con lo que informan los propios usuarios, aseguran que deben validar información con el agravante que comparten el nombre completo, dirección y documento del usuario.
Al tener estos datos sensibles ganan con mayor facilidad la confianza de las víctimas, por lo que es necesario estar muy atentos ya que solo lo hacen desde teléfonos fijos a otro fijo. Con amables voces femeninas de telemarkets, afirman que llaman de parte de una franquicia que maneja marcas como Visa o Mastercard y luego verifican la información.
A continuación buscan validar con el usuario otros datos para continuar con la operación. Allí comienza la estafa. Los usuarios de tarjetas de crédito nunca deben revelar un dato clave: la fecha de vencimiento de su tarjeta. Con esto, más los datos que han solicitado previamente, ya tienen suficiente material para hacer compras electrónicas.
En nuestra provincia no solo actúa el Departamento de Delitos Económicos para denunciar sino que además ahora se crearon siete Fiscalías Temáticas en el Ministerio Público Fiscal pampeano para este tipo de denuncias.

Llamadas peligrosas.
Estos estafadores tienen varios números. Llaman a cualquier hora todos los días, incluso los fines de semana y a la madrugada. Estos números telefónicos son y se pueden comprobar en http://www.telexplorer.com.ar. El más común en La Pampa es el 01143207800. También se han detectado otras líneas con el prefijo 011, como 43200200, 43207796, 43207803, 43203000, 43207797, 43207804, 43207792, 43207798, 43207805, 43207793, 43207799, 43207806, 43207794, 43207801, 43207807, 43207795, 43207802 y 43208800.