Boudou quedó libre

La Cámara Federal porteña ordenó este viernes la "inmediata" liberación del ex vicepresidente Amado Boudou, al confirmar su procesamiento -pero sin prisión preventiva- en la causa por rendición "trucha" de viáticos cuando era ministro de Economía.

Los camaristas Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia confirmaron el procesamiento a Boudou y a otros dos acusados, pero revocaron la prisión preventiva que el juez federal Ariel Lijo había dictado al ex vicepresidente, y lo excarcelaron, según el fallo al que accedió Télam
Con esta decisión, Boudou abandonará la cárcel de Ezeiza en las próximas horas, tras haber estado detenido desde el 3 de noviembre pasado por orden de Lijo.
Los dos camaristas estuvieron de acuerdo en excarcelar al ex vicepresidente, pero hubo disidencia en cuanto a si se le debía aplicar una caución juratoria o una tobillera electrónica para su control.
Por ello fue convocado un tercer juez, el camarista del Crimen Rodolfo Pociello Argerich, quien arribó a los tribunales de Retiro a las 15 y, tras estudiar los votos, se sumó a la postura de Farah, a favor de aplicar la caución juratoria (Bruglia había propuesto controlar a Boudou con tobillera electrónica).
De esta forma, Boudou deberá concurrir a Tribunales cuando quede libre para notificarse y firmar el juramento de estar a derecho.
Los camaristas revocaron la preventiva por entender que el delito que se le imputa es excarcelable y el ex funcionario kirchnerista se presentó siempre en todas las causas que acumula en la Justicia.
Además, remarcaron que actualmente es sometido a juicio oral en la causa Ciccone, en la que Lijo lo procesó sin prisión preventiva, y ese debate se realiza "sin inconvenientes".
También descartaron el argumento que justificó la prisión en base a "relaciones residuales o influencias fundadas en los cargos públicos que ocupó Boudou en el pasado", explicaron fuentes judiciales.