Proponen a La Pampa como nueva capital argentina

Un diputado nacional kirchnerista sugirió la posibilidad de trasladar la capital del país a La Pampa. Lo hizo en el contexto de un debate sobre el perfil de Nación que se busca para Argentina. El actual, agroexportador y representado por Buenos Aires, ya está perimido, afirmó el legislador. Por ello, la nueva capital nacional debe representar el desarrollo industrial de la Nación, consideró.
La propuesta surgió del ex ministro de Educación bonaerense y actual legislador nacional por el Frente para la Victoria, Mario Oporto, quien se sumó al debate que hace unos días abrió el ex ministro de Agricultura de la Nación y actual presidente del bloque de diputados del PJ, Julián Domínguez, cuando propuso trasladar la capital federal a la provincia de Santiago del Estero.
Oporto formuló sus declaraciones a La Tecla.info, un sitio web dedicado a la política bonaerense. El diputado dijo que "hay voluntad de debate. Unos dicen que hay que volver a la postura de Viedma. Julián Domínguez plantea Santiago del Estero y yo pienso en que podría otra provincia del centro, como La Pampa". Viedma, capital de la provincia de Río Negro, fue una propuesta que surgió en los últimos años del gobierno del ex presidente Ricardo Alfonsín.
"Tiene que ser una capital que mire a América Latina y no a Europa, una capital que mire tanto al Pacífico como al Atlántico", reflexionó el legislador. "Una capital que reemplace el proyecto agroexportador que planteó siempre Buenos Aires. Se debe plantear un proyecto industrial y continental latinoamericano. Es un hermoso debate", consideró.
Este debate significa "discutir el federalismo e implica discutir una nueva Constitución para la Argentina", ya que, a su entender, la reforma constitucional del año 1994 "fue un retroceso hacia el neoliberalismo y el antifederalismo", afirmó Oporto. "La Argentina se merece ser repensada y el ámbito correcto es el Congreso de la Nación -sostuvo-, donde están todos los partidos representativos y donde no necesitamos correr detrás de una urgencia sino que podemos ir con la serenidad de un planteo que piense el futuro sin especulaciones electorales".
"