Piden informe a Nación

La Defensoría del Pueblo de la Nación cursó un pedido de informes a la Dirección Nacional de Vialidad sobre el inicio de obras para hacer transitables las rutas nacionales 188 y 35 que pasan por la provincia de La Pampa, y están cortadas en diversos tramos como consecuencia de las inundaciones.
La nota fue recibida por la DNV el 30 de junio y en la requisitoria se solicitó a las autoridades nacionales información sobre el inicio de obras que vuelvan a hacer transitables las rutas nacionales 188 y 35, y se prevenga el anegamiento del cruce de la ruta nacional 5 con la provincial 7, según informó Mariana Grosso, jefa del Area IV - Servicios Públicos de la Defensoría.
Según el escrito oficial, respondido al diputado socialista Luis Solana ante una presentación en la Defensoría, también se pidió conocer "el detalle de los trabajos que se están realizando en la actualidad sobre las rutas nacionales inundadas en La Pampa y las medidas que dispondrá para garantizar la seguridad e integridad física de quienes transitan las rutas de la provincia".
La ruta 188 está cortada como consecuencia de la acumulación de exceso de agua a la altura de Rancul. Lo mismo sucede en la ruta 35 en el tramo entre Winifreda y Eduardo Castex. En ese sentido, la ruta 5 también muestra problemas con agua en la calzada cerca de La Gloria. Las tres rutas permanecen cortadas en diversos tramos.
Frente al planteo de la Defensoría del Pueblo, Vialidad Nacional tiene un plazo de 15 días para responder a partir del día de la notificación. La intimación del organismo nacional se suma a los reclamos que mantiene la Casa de Gobierno por la inacción del gobierno nacional con todas las rutas cortadas.