Obispo Poli, vinculado a "red de silencio"

El obispo de La Pampa, Mario Poli, fue mencionado entre los sacerdotes que intervinieron para que no estallara una denuncia de abuso sexual de un docente y religioso del Colegio Marianista de Caballito a un alumno de esa institución. El caso comenzó a ventilarse ahora ya que en los próximos días comenzar el juicio oral y público al acusado.
La denuncia por el abuso fue realizada por Sebastián Quattromo. La víctima a comienzos de los años 90 tenía 13 años y asistía al Colegio Marianista, una tradicional escuela. Años después de egresar, se animó a denunciar que siendo alumno fue abusado por un religioso de esa institución durante un campamento de fin de curso organizado por la institución educativa y, luego, en su sede porteña. El acusado, Fernando Enrique Picciochi, se fugó a Estados Unidos y Quattromo, que hoy tiene 36 años, ayudó a que lo extraditaran. La próxima semana empezará el juicio oral contra el ex religioso.
El caso ventiló además que el colegio y la Iglesia católica intentaron silenciar todo. Y uno de los que intervinieron en esa cadena, según el denunciante, fue el actual obispo pampeano Poli.
La víctima dio una entrevista con el diario Página 12 que fue publicada en la edición del domingo y allí precisó que en el año 2000 recién pudo iniciar, junto con otro ex compañero que también sufrió lo mismo, la demanda penal por abuso sexual contra el docente. Hubo un proceso de mediación y la institución para evitar el juicio civil pagó una indemnización de 40.000 dólares. Pero le pidió una cláusula de confidencialidad.
Quattromo terminó aceptando la propuesta, pero cuestionó la imposición de silencio ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y el organismo le dio la razón. Allí es donde intervino Poli, entre otros. "Fui después al Arzobispado, y me atendió un secretario de monseñor Jorge Bergoglio, que se identificó como Martín García Aguirre. Le planteé el caso y la medida que pretendía imponer la institución católica de silenciar a las víctimas. Me derivó a la Vicaría Zonal de Flores, donde tuve dos entrevistas con quien estaba a cargo, el cura Mario Poli, a quien le planteé lo mismo. Pero no obtuve respuesta", contó Quattromo.
Poli trabajó en la Ciudad de Buenos Aires junto con Bergoglio hasta que en 2009 fue nombrado para suceder a Rinaldo Fidel Brédice como obispo de La Pampa.
El acusado fue procesado con prisión preventiva en 2000, pero alcanzó a escapar del país hacia Estados Unidos. En el año 2007 se logró su detención y su extradición. El inicio del juicio oral y público fue fijado este año para el 21 de agosto y estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 8, integrado por los jueces Rodolfo Madariaga, Hugo Rocha Degreef y Alfredo Alejandro Sañudo.