La travesía de andar por la ruta 1

Lo peor del camino se ve al sur de Alpachiri, con baches muy profundos y con pastizales altos en las banquinas. La licitación para asfaltar 52 kilómetros entre Macachín y Guatraché costará 47 millones.
Si hay una ruta provincial por la que existe hoy un reclamo generalizado para sea arreglada, esa es la ruta 1 en el tramo de 180 kilómetros que une a las rutas nacionales 5 y 35 y pasa por Miguel Riglos, Macachín, Alpachiri, General Campos y Guatraché.
Hace años, cuando se estaba repavimentando la ruta nacional 35, el transporte pesado, especialmente los camiones, eligieron esa vía para evitar demoras. Las consecuencias empezaron a verse al poco tiempo. El asfalto empezó a deteriorarse y en algunas partes, especialmente entre Macachín y Guatraché, terminó desapareciendo. En otras dejó pozos que parecen huellas de bombardeos. Y, lamentablemente, hasta dos muertos, en agosto pasado, por un choque frontal.
Si bien el tiempo suele borrar la memoria, cuando las quejas son grandes las promesas no se olvidan y permiten recordar que siendo gobernador el actual senador Carlos Verna, anunció en 2004 la pavimentación de 52 kilómetros entre Macachín y el acceso a Guatraché. No cumplió, a pesar de incluir la obra en su último presupuesto. Después vino el actual mandatario, Oscar Mario Jorge, y reiteró la promesa durante su primer mandato. También incumplió, aunque el paso de los años fuera tornando al camino cada vez más intransitable.
Tampoco sirvió un proyecto de declaración del Concejo Deliberante de Guatraché, aprobado por unanimidad en marzo de 2011, planteando que la ruta estaba en un estado "terrible, deplorable, intransitable y peligroso". Al siguiente suceden, en abril de 2012, hubo un pronunciamiento similar de los ediles macachinenses y una protesta de vecinos autoconvocados de Guatraché.
Recién en septiembre pasado, luego de aquellas muertes de una mujer de Bernasconi y un hombre de General Pico, la Dirección Provincial de Vialidad anunció la firma del contrato con la empresa Vial Agro S.A. para la reconstrucción del asfalto entre Macachín y Guatraché a cambio de 47 millones de pesos y con la obligación de finalizar los trabajos en quince meses. En verdad, el presupuesto oficial original era de 38 millones, pero demoras burocráticas de un año lo elevaron en un 23 por ciento.

Parches negros.
LA ARENA recorrió ayer la ruta para observar in situ cuál es su estado actual, después de los promesas oficiales para reparar los 45 kilómetros entre la ruta 5 y Riglos y la licitación para la repavimentación de los 52 kilómetros de Macachín a Guatraché.
El recorrido se inició en el cruce de las rutas 5 y 1, en cercanías de Lonquimay. Allí nace la ruta "Héroes de Malvinas" y se extiende casi hasta General San Martín, en el sureste de la provincia. El cartel anuncia que Riglos está a 46 kilómetros, Macachín a 76 y Guatraché a 150.
Desde allí hubo que recorrer siete kilómetros para encontrar el primer y único cartel de advertencia. Con fondo naranja y letras blancas, se lee "Precaución, calzada deteriorada". En realidad, los cronistas ya lo habían comprobado, observando decenas de baches tapados precariamente. En el kilómetro 8 el panorama empeoró. Los arreglos recientes de microaglomerado -manchones negros sobre la ruta- ya están empezando a resquebrajarse.
La mejor noticia en ese tramo surgió en el kilómetro 21, cuando el equipo periodístico vio personal y maquinaria de Vialidad Provincial asfaltando en caliente todos los "cráteres". "El camino estaba muy malo. Empezamos a trabajar el 7 de enero y ya nos queda poco. La gente está contenta, especialmente los camioneros, que cuando pasan nos saludan. Sucede que ya no daba para más", comentaron en el lugar. De hecho, la empresa Vía Bariloche tuvo que desviar su servicio a Macachín e ingresar por la localidad bonaerense de Villa Maza.
En los restantes 25 kilómetros hasta llegar a Riglos el asfalto mejora, aunque los arreglos tampoco parecen de primera calidad aunque Vialidad diga lo contrario. La verdad, seguramente, se sabrá en unos meses.

¿Dónde está el asfalto?
Entre Riglos y Macachín no hay problemas. Que el chofer no formulara objeciones fue el mejor síntoma. En cambio, al sur de Macachín todo cambia. Las señalizaciones lo advierten: "Próximos 52 kilómetros ruta en reparación. Obra en construcción. Colabore, máxima 20 kilómetros".
En el Bajo Atreucó comienza a desaparecer el asfalto y hay que transitar por la tierra ya que en la franja central están trabajando las máquinas de Vial Agro. ¿Qué están haciendo? Levantando el pavimento para hacerlo a nuevo, aunque recién están arrancando. De hecho, empezaron el mes pasado, así que queda mucho camino por recorrer...
Siguiendo en dirección a Alpachiri, en el kilómetro 90 hay pozos tan profundos en el medio de la ruta que el cronista recordó que no hace tanto, el gobernador Jorge llegó a Guatraché, para presidir un acto oficial, en avión, cuando se lo esperaba por tierra para que viera cómo estaba el asfalto. Seguramente lo vio desde el aire, aunque no fue lo mismo.
Para peor, no hay banquinas porque los pastos de medio metro de altura llegan hasta el camino. Esa imagen devuelve un pensamiento: los conductores que pasan por allí afrontan un doble peligro; no sólo tienen que volantear para esquivar los baches, sino además evitar irse de la ruta. Claro que algunos igual pasan a velocidades excesivas, pudo comprobarse.
Diez kilómetros más adelante se ingresa a "territorio kosovo". Hay pozos cubiertos simplemente con tierra que, en algunas partes, abarcan el ancho del (ex) pavimento.
El panorama empeora aún más en el Bajo La Tigra y pasando General Campos. Ahí alguna vez hubo asfalto. Se ven las huellas que han ido formando los vehículos en las banquinas para poder pasar.
"Los que pasan diariamente conocen los desvíos de memoria, pero a otros que vienen de Santa Rosa directamente les aconsejamos que lo hagan por la ruta 35 aunque recorran 30 o 40 kilómetros más", recomiendan en Guatraché.
Desde esa localidad hasta San Martín el camino también está deteriorado, aunque se puede circular sin mayores inconvenientes, a excepción de unos 500 metros. Claro que el vecindario también pide que esos 40 kilómetros sean repavimentados. Piensan: si una vez tardaron nueve años en empezar...

Vecinos reclaman celeridad.
Darío Lambrecht es oriundo de Guatraché y hace algún tiempo fue organizador de movilizaciones que reclamaban el mejoramiento de la Ruta Provincial 1. "Los trabajos iniciaron en noviembre y dicen que llevan cubierto el 10 por ciento, pero es muy poco", reconoció.
El vecino, que se desempeña en la cooperativa local en el área de mantenimiento del servicio de Internet, se quejó por el calamitoso estado de la ruta. "Anunciaron que se había concretado el diez por ciento de la obra, pero es muy poco y el estado del resto del tramo es intransitable", declaró.
Entrevistado por Radio Noticias, aseguró que "la mayoría de la gente circula por la banquina para evitar los pozos, sobre todo los camiones; pero es un peligro. No hace mucho, un hombre quiso pasar a un camión por afuera y cuando quiso volver a la ruta, lo despistó". Aseguró que el cuasi accidente no había pasado a mayores pero que éstas "son situaciones que se suceden a diario" en aquella localidad.
También agregó que a principios de año, "una señora del campo chocó con un hombre de Macachín y fue muy grave. La mujer estuvo atrapada durante mucho tiempo en su coche, hasta que la pudieron sacar, porque había quedado aprisionada en el interior del vehículo".
Consultado sobre el tiempo transcurrido desde que se anunció por primera vez la refacción de la ruta, el vecino guatrachense indicó que "la ruta está deteriorada hace ocho años, el mismo tiempo que hace que prometen su arreglo, desde el gobierno de Carlos Verna".
El tramo más afectado se registra entre Macachín y San Martín, que comprende alrededor de 120 kilómetros, pero no es todo el recorrido que se refaccionará.