Carnes Pampeanas exportará Israel

El frigorífico santarroseño superó una exigente inspección de organismos técnicos israelíes y en una semana empezará con la faena "kosher", que implica desangrar completamente el animal antes de empezar a despostarlo.
Hace dos meses, una comitiva de técnicos israelíes y del Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (Senasa) realizaron una inspección al frigorífico Carnes Pampeanas para evaluar su capacidad de exportar a Israel carne faenada bajo los preceptos de la religión judía. El veredicto fue positivo y en una semana se hará la primera faena "kosher", en presencia de técnicos y rabinos, algunos de ellos venidos desde Medio Oriente.
"Veníamos faenando 4 días a la semana y a partir de la semana que viene, vamos a pasar a 5 días", anticiparon ayer a LA ARENA el gerente de Carnes Pampeanas, Gastón Lernoud, y el gerente de Relaciones Institucionales del Grupo Cresud, Sergio Dattilo, en una entrevista sobre la apertura de este nuevo mercado. "Desde que retomamos la producción, crecimos desde 3.000 cabezas mensuales hasta llegar en julio a 7.000 cabezas", precisaron los gerentes. "La idea es estabilizarnos en este número. Tenemos que ver como responde la planta y seguramente en un futuro cercano vamos a necesitar adicional puestos de trabajo", comentaron. En la actualidad, la dotación de personal es de 300 empleados.
La aprobación de Israel vino precedida por la apertura de otro exigente mercado: Rusia, país que a los cortes habituales ahora incorporó productos de alta calidad. "Es una nueva línea de producción, más exigente, cortes similares a la Cuota Hilton", explicó Lernoud. Estas dos novedades reflejan el buen momento que está atravesando la planta santarroseña y ratifican la decisión de los inversores del Grupo Cresud de apostar a Carnes Pampeanas. "Hay tres elementos que son claves -destacó Dattilo-: el apoyo permanente de los funcionarios provinciales, la calidad de nuestro personal y la excelencia de la carne pampeana".

Indoloro.
La semana próxima será movida en la planta de la ruta 5. La habilitación de Israel implica un cambio de procedimientos y una mayor exigencia para todo el personal. Además, cada faena "kosher" se hará en presencia de rabinos y técnicos israelíes, que garantizarán que esos animales se procesan de acuerdo a sus preceptos religiosos.
"Hay que cumplir con un viejo rito de la religión judía", explicó Dattilo. "El Antiguo Testamento dice que no se puede comer carne vacuna con sangre, por eso la faena kosher garantiza el sangrado total de la res" señaló. El método de sangrado que se aplica es "indoloro e incruento y requiere de un entrenamiento especial del personal", porque no es el que se utiliza habitualmente en nuestro país. "La idea es que el animal no sufra", remarcó.
La faena "kosher" incluye un segundo sangrado del animal para evitar "que queden vestigios de sangre en la masa muscular". Esta complejidad hará que personal especializado capacite a los operarios pampeano sy, en un primer tiempo, ellos mismos realicen algunas tareas de faena. "Va a venir personal directamente desde Israel para inspeccionar todo el proceso", anticipó el directivo.

Beneficio.
La habilitación del gobierno israelí tendrá un doble beneficio para el frigorífico pampeano. No sólo ampliará su capacidad exportable -con todo lo que ello implica- sino que maximizará el aprovechamiento de cada animal ya que ese mercado consume principalmente los cortes de la parte delantera de la res, cortes que en nuestro país y en otros mercados no tienen alta demanda.
"Esto nos da la posibilidad de aprovechar los cortes delanteros, que ahora no tienen tanta salida", explicaron los gerentes. Con la incorporación de Israel y Rusia, el abanico de exportaciones de carne pampeana contempla la Comunidad Europea, Brasil y Chile.