Hay 50 empresas pampeanas inscriptas

Hay un nuevo marco regulatorio como imposición de las multinacionales y la cajoneada "Ley de Semillas" que le debe el Congreso a los productores. Sin embargo, el Inase avanza con operativos de control para desarticular la venta ilegal de la "bolsa blanca" en el campo.

JUAN JOSE REYES
Se inició el 2018 con 50 empresas agropecuarias pampeanas inscriptas en el Registro Nacional del Comercio y Fiscalización de semillas (Rncyfs) del Instituto Nacional de Semillas (Inase), en el cual deben inscribirse quienes importen, exporten, produzcan semilla fiscalizada, procesen, identifiquen o vendan semillas. Asimismo la norma establece que la transferencia a cualquier título de semillas con el fin de su comercio, siembra o propagación por terceros sólo podrá ser realizada por persona inscripta quien, al transferir una semilla, es responsable del correcto rotulado de la misma. Desde 2016 ya se han realizado 164 inspecciones con diversas multas aplicadas en La Pampa.
Desde hace un año hay un nuevo marco regulatorio en la comercialización de semillas como imposición de las multinacionales y la cajoneada "Ley de Semillas" que le debe el Congreso a los productores. Sin embargo, el Inase avanza con distintos operativos de control para desarticular la venta ilegal de la "bolsa blanca" en el campo. Este refiere a la comercialización no fiscalizada de semillas de soja y trigo, según el organismo pues "afecta la inversión de las empresas en tecnología" (Monsanto).
La ilegalidad es sancionada económicamente y dos casos muy recientes en La Pampa han sido la venta de semillas de soja en "bolsa blanca" y el de la alfalfa transgénica. También hubo diez inspecciones a comercios que vendieron semillas sin estar inscriptos: sin dudas que falta un urgente tratamiento político de temas como uso propio y fiscalización de semillas, inversión en tecnología, regalías en genética y biotecnología, control del comercio de semilla y granos, muestreo para una Ley de Semillas adaptada a la realidad productiva.

Las más reconocidas.
En nuestra provincia hay 50 empresas rurales inscriptas en el registro de las cuales 11 de ellas son de la ciudad de General Pico; 7 de Santa Rosa y 5 de Eduardo Castex entre las ciudades más importantes. El resto de las inscriptas pertenecen a localidades más pequeñas pero con dos empresas como Quemú Quemú; Miguel Riglos; Colonia Barón; Macachín; Alta Italia; Realicó; Ingeniero Luiggi; Catriló y Guatraché. En cambio con una registradas están Embajador Martini; Toay; San Martín; Trenel; e Intendente Alvear. Entre las de mayor predicamento y economías de escala aparecen Petrosurco; Cereales Quemú; Pelayo; Fedea; Coyote; Brandeman; Casa Alarcia; la UNLPam; Cavallo; Verlik; VG Agro; Granos del Oeste; AgroindustirasHuitrru; Sidabra; Macagno; Lartirigoyen, Semillas Pampeanas, Besso; Agropecuaria Varela; Trimag y Agrotec. Dentro de las cooperativas las más importantes son la de Esteban Piacenza de Alta Italia, Trabajadores Unidos de Anguil; Agrícola Ganadera de San Martín, Atreucó Cooperativa Agropecuaria y Agropecuaria Argentina.
También existe el Registro de Usuarios de Semilla (RUS), creado por Resolución 80/2007 del Inase y sus modificatorias, con el fin de contar con información precisa respecto a la utilización, superficie, destino y manejo de las semillas sembradas por el productor agrícola, ya sea esta fiscalizada o de propio uso.
Solo en La Pampa,para el cultivo de soja, se ha recibido la información que se han inscripto más de 1500 productores de los casi diez mil en el país. En este marco, la resolución del Inase además impone que "caducarán de pleno derecho y sin necesidad de interpelación judicial ni extrajudicial alguna, todas las inscripciones cuyas renovaciones anuales no hubieren sido abonadas dentro de los 60 días corridos posteriores a su vencimiento. Que haya 50 empresas inscriptas en La Pampa es importante pues le da transparencia a nuestro comercio, lo que no implica decir que aún faltan muchas otras, teniendo en cuanta que en La Pampa hay 7.774 explotaciones agropecuarias a lo largo de 12.735.008 hectáreas que cultivan trigo y soja.
Hay inscriptos en el en el RUS 2.321 de ellos, es decir el 29% del total. De los inscriptos, el 36,3% factura el límite interpuesto por el organismo fiscal para informar origen de semilla de soja y trigo, es decir que hubo 843 cumplidores de las normativas oficiales del Registro de Usuarios de Semillas (RUS).

Multas y engaños.
El Inase realiza frecuentemente muchas inspecciones en las provincias de gran producción agropecuaria, entre ellas La Pampa. Las especies detectadas en infracción en mayor cuantía son los referentes a la soja (45 inspecciones), el maíz por tratarse de híbrido aún no inscripto en el Registro Nacional de Cultivares (18); semilla de trigo en bolsas sin rotular (33); semilla de raygrass y lotus en bolsas sin rotular (11); semilla de alfalfa en bolsas con estampilla oficial incorrecta (9); semilla de soja declarada de uso propio sin cumplir con la Resolución Inase Nº35/96 (11); semilla de soja en bolsas sin rótulo oficial (47); semilla de festuca alta sin rótulo oficial (4); y local comercial de semillas no inscripto en el Registro de Datos de empresas vigentes inscriptas en el Registro Nacional de Comercio y Fiscalización de Semillas, con actualización bimestral (6).Solo falta recordar que su inscripción es obligatoria y necesaria para poder exportar o importar semillas y órganos de propagación vegetal, y también todo aquel que produzca semilla fiscalizada, procese, analice, identifique o venda dichas semillas.