Tribunal restituyó a Campagnoli

El tribunal de enjuiciamiento resolvió ayer levantar la suspensión del fiscal José María Campagnoli que, en consecuencia, será repuesto en su cargo al frente de las oficinas de Saavedra y Núñez, y se realizará un nuevo jury en su contra.
"Se decidió que Leonardo Miño va a integrar el tribunal, se estableció una nueva audiencia preliminar para el 5 de agosto para realizar una nuevo proceso de debate por completo y también, a pedido de la defensa, se decidió por mayoría levantar la suspensión del fiscal Campagnoli, mientras se sustancia el juicio", dijo el jurado Javier Panero, al término de la reunión, realizada en el edificio de Avenida de Mayo al 700.
Panero, que se había opuesto a la suspensión de Campagnoli, señaló que "la audiencia ha caído" y que, por eso, "se ha fijado una audiencia preliminar", para el 5 de agosto y que durante esa reunión se resolverá "tomar los testimonios nuevamente o si algunos se pueden incorporar por su lectura".
"El doctor Campagnoli vuelve a trabajar inmediatamente", aseveró Panero y agregó que la situación de los empleados y del lugar de trabajo del fiscal no es competencia del tribunal, que "sólo juzga su conducta".
"Es extraordinario, es lo que corresponde", aseguró el abogado del fiscal, Ricardo Gil Lavedra, quien afirmó sin embargo que no debería haber un nuevo juicio y remarcó que Campagnoli "vuelve a una Fiscalía diezmada tras una brutal persecución" a sus empleados.

Votación.
El tribunal de enjuiciamiento se integró en la jornada de ayer con sus siete miembros, debido a la incorporación de Miño, el suplente de la representante de la Defensoría Oficial de la Nación, María Cristina Martínez Córdoba, que había renunciado por motivos de salud y había sumido al proceso de destitución en una parálisis.
Fuentes judiciales señalaron que la votación terminó "4 a 3" y la resolución supone que Campagnoli, que está acusado por "mal desempeño en sus funciones", dejará de estar suspendido y será repuesto en sus funciones.

Escrito.
Horas antes de que el tribunal volviera a reunirse, los abogados de Campagnoli, Ignacio Irigaray y Ricardo Gil Lavedra, habían presentado un escrito para reclamar la restitución de Campagnoli, por entender que el juicio político había "terminado".
Los abogados argumentaron que el proceso no podía continuar luego de que estuviera suspendido por un plazo mayor a diez días -límite que se cumplió el viernes 4-, según lo estipula el Código Procesal Penal.
La salida de Martínez Córdoba luego de varios días de licencia médica impidió que se cumpliera con la última etapa del jury, en la que debían presentarse los alegatos, y por eso la defensa de Campagnoli sostuvo que el fiscal ya había dio juzgado y que no había "motivos que justificaran la continuación de la suspensión cautelar".

Mal desempeño.
La titular de la Procuración General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, impulsó el juicio político contra Campagnoli, acusado de mal desempeño en sus funciones por haber intervenido -sin competencia para hacerlo- en la causa sobre lavado de dinero en la que está involucrado el empresario Lázaro Báez, a quien se le atribuye un enriquecimiento injustificado gracias a sobreprecios de obra pública en la Patagonia. (NA)