Siguen detenidos militantes del PO

El juez federal Sergio Torres ayer dictó la falta de mérito y liberó al policía de la Federal Dante Berisone, que había sido detenido acusado de atropellar con su moto a una persona el pasado 18 de diciembre, en medio de las protestas contra la reforma previsional en los alrededores del Congreso de la Nación.
En tanto, el magistrado le negó la exhimición de prisión a Dimas Fernando Ponce, un militante del Partido Obrero de la localidad de Máximo Paz, por lo que finalmente se entregará este martes a las 7.30, en la apertura del Juzgado 12.

Contradicciones.
Según supo NA, el efectivo fue liberado luego de negar ante el magistrado haber sido quien atropelló al cartonero Alejandro "Pipi" Rosado, de 19 años, quien aseguró que no estaba participando de la protesta.
Además, Torres decidió la medida a partir de las "contradicciones" entre los distintos testigos que declararon en la causa, todos ellos policías, que no pudieron establecer si el efectivo captado por las cámaras de seguridad e identificado por la división de Asuntos Internos era efectivamente Berisone.
Por ello, el Juzgado volvió a ordenar a Asuntos Internos de la Policía Federal que aporte datos sobre los efectivos involucrados del grupo de Operaciones Motorizadas, a la que pertenece el imputado, quien sin embargo seguirá bajo investigación.
El efectivo había quedado detenido el 29 de diciembre pasado, luego de que el magistrado le ordenara al Ministerio de Seguridad que identificara a la persona que conducía la moto que protagonizó el episodio, que fue registrado en video: la fuerza mencionó entonces a Berisone como responsable de atropellar a Rosado, aunque él lo negó.
"Pipi" Rosado relató ante la Justicia que se había caído al piso tras recibir balazos de goma y que fue entonces cuando la motocicleta lo pasó por encima, generándole una importante lesión en el torso y una quemadura en la pierna.

Militantes.
Mientras tanto, en la causa siguen imputados varios militantes del Partido Obrero (PO), quienes están acusados por agredir a policías durante los incidentes del 18 de diciembre, en medio de la movilización contra la reforma previsional.
Se trata de Sebastián Romero, ex precandidato a diputado del Frente de Izquierda por Santa Fe, que el día de la protesta disparó contra los policías una arma "tumbera", y de Dimas Fernando Ponce, un abogado e integrante del PO de la localidad de Máximo Paz, a quien se le negó la exhimición de prisión.
Al respecto, el PO confirmó que el juez Torres confirmó este lunes la orden de captura de Ponce, quien al igual que César Arakaki (también del Partido Obrero y detenido desde hace diez días en el penal de Marcos Paz) fue imputado por las lesiones al agente policial Brian Escobar.

Diferentes criterios.
La abogada de ambos militantes, Claudia Ferrero, sostuvo que presentó en el Juzgado "pruebas concluyentes" de que las heridas de Escobar son "propias de una piedra arrojada a distancia y que nunca podrían haber sido infringidas por los detenidos".
"En efecto, los dos aparecen fotografiados y filmados portando cañas, características de las que se emplean para sostener banderas o pancartas", indicó el PO en un comunicado.
Y cuestionó que a ambos militantes se les niegue la exhimición de prisión, cuando "muy diferente es la vara para los policías imputados en la brutal represión de ese día".
"El agente policial Barisone fue excarcelado porque sus jefes policiales -o sea quienes ordenaron la represión- no pudieron ´acreditar´ que fuera él quien atropelló con la moto a un manifestante. Aunque tampoco puede imputar realmente a Arakaki y Ponce, en este caso el juez ha resuelto la detención de ambos", repudió.

Falsa fuga.
La defensora de Ponce confirmó, además, que desde que fue ordenada su detención el pasado 4 de enero y apelada ante la Justicia, el militante "ha permanecido en su domicilio real, a la espera de una decisión del juez".
"Es falsa la versión que se hizo circular de que se encontraba prófugo. En la tarde de hoy (por ayer), el juez Torres le hizo saber a los defensores de Ponce que la apelación de su detención no impide que ésta se lleve adelante. En función de ello, Dimas Ponce se colocará a disposición de la Justicia este martes 9 a las 7.30, en la apertura del juzgado 12", indicó el PO.
Y agregó que, en las puertas de Comodoro Py, militantes y dirigentes del PO esperarán a Ponce cuando concurra al Juzgado y reclamarán además "por su libertad inmediata y la de su compañero César Arakaki".
"La detención de Ponce es parte de una escalada represiva contra el Partido Obrero y la izquierda, dirigida a intimidar a todos los que luchan contra el ajuste oficial. Mientras Patricia Bullrich avala una burda provocación contra el PO, con todo el tufillo de un armado de los servicios de inteligencia, la justicia detiene a nuestros militantes", agregó la conducción del partido. (NA)