Secuestran nueve celulares

Los equipos de telefonía secuestrados por personal del Servicio Penitenciario en la unidad penal 11 de la localidad santafesina de Piñero fueron remitidos a la Justicia, añadieron los informantes.
Los celulares van a ser peritados para determinar si las amenazas publicadas en su cuenta de Facebook por Lautaro "Lamparita" Funes fueron realizadas desde algunos de los equipos secuestrados.
Funes está detenido desde el año pasado como líder de una asociación ilícita acusada de múltiples delitos, mientras uno de sus hermanos, Alan, permanece prófugo con pedido de captura nacional e internacional señalado por un crimen.
La orden se dictó luego de la difusión de un video en el que se ve a Alan Funes disparando una ametralladora como festejo de la llegada de Año Nuevo, mientras debía cumplir prisión domiciliaria.

Amenazas.
El martes pasado "Lamparita" publicó en su cuenta de Facebook una amenaza contra la familia Camino, parientes del asesinado jefe de la barrabrava de Newell's Old Boys Roberto "Pimpi" Camino (37), con la que los Funes mantienen una declarada enemistad desde 2013 cuando los primeros los obligaron a dejar el barrio donde ambas familias residían.
El joven escribió en la red social que "la guerra no terminó" y prometió que "va a terminar cuando los mate a todos, hasta la generación más chica o me maten a mí".
Los investigadores interpretaron esos dichos como una amenaza contra los Camino, una banda radicada en el Barrio Municipal de Rosario, por el asesinato de Ulises Funes (23), hermano de "Lamparita" y de Alan, baleado el domingo 7 de enero mientras estaba con su novia en un pasillo de Entre Ríos y Garay.
Desde su condición de prófugo, Alan Funes también prometió venganza contra sus rivales, que según fuentes del Ministerio de Seguridad santafesino consultadas por Télam está centrada en la disputa por el control territorial para la venta de drogas al menudeo.
"Juro por mi hija que los mato a todos. Uno por uno los voy a matar a estos giles hijos de puta sin sangre, que no les da la nafta para pegarme a mí", escribió Alan Funes en Facebook.

Requisa.
Tras las amenazas públicas, el Servicio Penitenciario realizó una requisa el martes pasado a la celda de la Unidad Penal 11 de Piñero, donde está detenido "Lamparita", cuyo resultado fue negativo.
Un día después se montó un operativo sorpresa en todo el pabellón, en el que se secuestraron nueve celulares que ahora serán peritados para determinar si fue alguno de los usados por Funes para proferir las amenazas a sus rivales, señalaron fuentes oficiales. (Télam)