Se espera que a la madrugada el Senado la convierta en ley

La Cámara de Senadores debatía anoche el proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública que ayer en la mañana fue aprobado por la Cámara de Diputados y que contempla una serie de cambios en las facultades que tiene el Poder Ejecutivo para administrar el Estado en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social. El oficialismo logró el quórum sin la presencia de la oposición que, sin embargo, no impidió que el Frente de Todos lograra los votos positivos de los dos tercios de los miembros presentes en el recinto que se requieren para debatir la cuestión sobre tablas.

El debate de la iniciativa estuvo interrumpido durante casi dos horas por pedido del interbloque de Juntos por el Cambio, cuyos miembros reclamaban que no habían podido leer el texto aprobado por la Cámara baja tras una sesión de más de veinte horas que terminó cerca de las diez de la mañana.

Proyecto.
El proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva contempla la declaración de la emergencia pública hasta el 31 de diciembre de 2020, para aplicar medidas ante la crisis económica y social y sentar las bases para promover el desarrollo productivo. Los principales ejes son la creación de un impuesto a la compra de dólares para turismo o atesoramiento, aumento de alícuotas del impuesto a los bienes personales, moratoria para las pymes, congelamiento y revisión de las tarifas, suba en los derechos de exportación de granos y oleaginosas (retenciones), y la suspensión de la movilidad jubilatoria.
Se eximen de esta medida a las víctimas de la Ley Brisa, judiciales, docentes, ex funcionarios nacionales y científicos ya que ambos grupos tienen sistemas que garantizan un determinado ingreso con relación a los activos.
El cordobés Carlos Caserio, aseguró que "esta ley es para poner a la Argentina en movimiento" porque "la situación es realmente grave".

Oposición.
En cambio, el opositor Esteban Bullrich, se quejó de que el Poder Ejecutivo envió la Ley de Emergencia en lugar de recurrir a un acuerdo con la oposición. "Esta ley hace de este Senado una herramienta inútil para la construcción de consensos", dijo Bullrich.
El representante de Juntos por el Cambio por la provincia de Buenos Aires, no obstante, anticipó que la oposición votará a favor algunos capítulos pero que rechazarán en general el proyecto. (Télam)

Aprobaron firma del Consenso Fiscal
La Cámara de Senadores de la Nación aprobó ayer, y giró a Diputados, el proyecto que convierte en ley el Consenso Fiscal 2019 firmado entre el Estado Nacional y las provincias y que elimina el anterior gestionado por el gobierno de Mauricio Macri en 2017. La addenda se rubricó el 17 de diciembre de 2019 y fue enviada a la Cámara alta en el marco de las sesiones extraordinarias convocadas por el Poder Ejecutivo Nacional.
Ahora, para que sea convertida en Ley, debe ser aún debatida por Diputados.
El Consenso Fiscal le puso un freno a la baja de Ingresos Brutos e impuestos distorsivos hasta el 31 de diciembre de 2020. Con esta medida, el Estado Nacional prevé un alivio fiscal de sesenta mil millones de pesos para las 23 provincias y para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Entre otros impuestos que se modifican son a los Sellos, los tributos sobre la nómina salarial, otros tributos específicos, y límites a Ganancias, la Ley de Responsabilidad Fiscal y Bienes Personales. El proyecto fue aprobado por 63 votos afirmativos, una abstención de la radical tucumana Silvia Elías de Pérez y uno negativo, de parte del representante del PRO de Entre Ríos, Alfredo De Ángeli.
Sin debate, la Cámara alta aprobó la autorización para que el Presidente de la Nación pueda viajar al exterior durante el año que viene. Además, también se respaldó la salida de personal y medios de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea para la realización de maniobras militares, así como el ingreso de tropas extranjeras al territorio nacional para el mismo propósito. (Télam)