Peritan los celulares

Los teléfonos celulares de Fernando Pastorizzo, el joven asesinado en Gualeguaychú, y de su ex novia, Nahir Galarza, quien confesó haberlo matado con el arma de su padre policía, comenzaron a ser peritados ayer para establecer la relación entre ambos, informaron fuentes judiciales.
El análisis de estos dispositivos es una de las medidas más esperadas por el fiscal que investiga el hecho, Sergio Rondoni Caffa, y estará a cargo de personal policial de Paraná, al mando del ingeniero Fernando Ferrari, de la Procuración General de Entre Ríos
"Llevará un tiempo desglosar cada uno de los mensajes que ambos se enviaron desde mediados de año hasta la noche del crimen. Además, se deberá escuchar cada uno de los mensajes de audio que se remitieron y esto será una tarea "titánica", dijo Rondoni Caffa.
El fiscal explicó que el peritaje del celular de Galarza (19), quien se encuentra con prisión preventiva imputada por el homicidio doblemente agravado, "se realizará de modo más sencillo porque ella cedió las claves".
En el de Pastorizzo (20) habrá que trabajar con otra mecánica "ya que no se cuenta con los accesos y hay que desbloquearlo", agregó. "Vamos a tratar de entrar a las cuentas para ver la información que hay en cada uno de los telefónos", dijo el fiscal.
"Ella es una persona confesa -agregó-. Dijo: me subí a la moto, fuimos hasta el lugar, después tiré dos disparos, es decir a Fernando lo maté yo. Di una vuelta a la manzana, me volví caminando, llegué a mi casa y dejé el arma donde estaba".
El investigador judicial aseveró: "Con lo que ya se ha reunido, estoy a muy poco para poder considerar pedir la elevación a juicio de ella como autora del hecho".
En tanto, en las últimas horas se informó que la Dirección de Asuntos Internos de la Policia de Entre Ríos resolvió investigar al padre de Nahir, Marcelo Galarza, quien es policía de Entre Ríos y el dueño del arma con la que fue asesinado Pastorizzo. (Télam)