Macri le respondió a Binner

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, descartó ayer una alianza con el líder del Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, y sostuvo que se "conformaría" con que el ex gobernador santafesino "y su gente no sigan votando cada disparate que plantea el kirchnerismo".
De esta manera Macri le respondió al dirigente socialista, quien días atrás no había querido descartar una eventual alianza con el mandatario porteño pero luego se corrigió y sentenció que "de ninguna manera" haría un acuerdo político con el PRO.
"La verdad, no le he pedido a Binner un acuerdo de su partido con el mío", sostuvo Macri en declaraciones a Radio 10, y agregó: "Me conformaría con que su gente no siga votando cada disparate que plantea el kirchnerismo".
En su descargo, el jefe de Gobierno le pidió al "ex gobernador y su partido" que "defiendan el federalismo, las libertades en las que la cree la mayoría y que no se siga adhiriendo a votar en el Congreso muchas cosas que le van a costar muchas desgracias a los argentinos".
Por otra parte, Macri pidió "no enfrascarse en cosas que pasan por el ego, la mezquindad y el individualismo" y volvió a convocar a la dirigencia política a trabajar "juntos" en contra de una posible reforma constitucional. "La reforma constitucional me cae mal, la gente tiene problemas concretos", indicó el líder del PRO.
Días atrás, el ex gobernador de Santa Fe se negó a "hablar de límites" a la hora de discutir alianzas políticas y, consultado sobre el PRO, respondió: "No me gustaría poner la bolilla negra sobre ningún partido". (NA)