La brecha de precios fue 4,4%

La Confederación Argentina de Medianas Empresas -CAME- realizó un informe sobre la brecha de precios entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el productor por alimentos agropecuarios se redujo en un 6,5 por ciento, en el mes de enero, y alcanzó un valor promedio de 4,44 veces. La mejora se produce principalmente por la caída en la brecha de la pera. Pasó de un importe de 12,36 veces en diciembre a 5,32 veces en enero. Eso se debió a la menor oferta de esa fruta, que forzó un incremento de 112,1% en el desembolso al agricultor sin que eso repercuta en el monto de góndola.
Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod) que elabora CAME para una canasta de 25 alimentos agropecuarios que se consumen en fresco. El indicador se elabora a partir de los importes que muestran los diarios online de los principales supermercados del país y más de 500 valores de verdulerías y mercados para cada producto.

Conclusiones.
En enero, el IPOD agrícola alcanzó una precio de 4,48 veces, un 10,4% menor a diciembre de 2017 y un 13% inferior en comparación a enero del año pasado.
Sin embargo el Ipod ganadero, en cambio, subió 4,5% en el mes, ubicándose en 3,91 (casi el mismo valor de noviembre pasado), pero 7,5% menor a un año atrás. A pesar de la merma en la diferencia entre lo que paga el cliente y el costo de las frutas y verdura en la tranquera, al salir del campo, la participación promedio del cosechador en la suma final del alimento bajó a 24,8%.
Los productos con mayores diferencias de valía en el mes fueron: la Manzana Roja con una distorsión de 9,84 veces, la Calabaza 6,25 veces y el Arroz 6,40 veces. Los tres con desigualdades "muy altas".
Los alimentos con menores brechas resultaron: Huevo 2,54 veces y Carne de Pollo 2,28 veces.
De los 25 elementos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados en el mes, en 12 disminuyó la brecha, en 2 se mantuvo prácticamente sin cambios, y en 11 se incrementó.

Metodología del IPOD
El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) comenzó a realizarse en Agosto de 2015 como una herramienta para conocer las diferencias en los valores que se pagan por algunos productos alimentarios en el campo y en el mercado de consumo.
Para obtener los importes de destino se midieron más de 200 precios de cada producto en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. El estudio se complementó además con un monitoreo diario de los montos online de las principales cadenas de hipermercados.
Para obtener los precios de origen, se consultaron telefónicamente a 10 agricultores de cada alimento localizados en las principales zonas productoras de cada uno de esos elementos.
A través del IPOD se busca conocer la variación en el nivel de precios en dos momentos de la etapa de comercialización de un producto alimenticio. Estas etapas son: Precio de Origen: Importe que se le abona al productor; Precio de Destino: Costo del producto en góndola
Así, la diferencia de Precio Origen-Destino indica la cantidad de veces que aumenta el valor del alimento al comercializarse en góndola.