Hallaron el cuerpo del médico que estaba desaparecido

El cuerpo hallado este jueves en inmediaciones a la localidad cordobesa de Estación Luxardo finalmente es del ginecólgo Daniel Casermeiro, desaparecido hace una semana San Francisco, ciudad ubicada en la misma provincia.

La confirmación la dio a conocer el fiscal a cargo de la causa, Bernardo Alberione, en declaraciones al diario La Voz de San Justo de Córdoba. Los restos estaban parcialmente quemados y este viernes por la mañana Alberione brindará una conferencia de prensa una vez que tenga los resultados de la autopsia que se realizará durante esta noche y parte de la madrugada.

El cuerpo fue hallado al costado de la vieja ruta a Luxardo, en cercanías a la balanza que había sido allanada, y trasladado a la morgue, donde se le realizaba la correspondiente autopsia. Los restos fueron encontrados en el departamento de San Justo, muy cerca del límite con Santa Fe, hasta donde se dirigió el fiscal para constatar si era o no el médico.

Según informó el portal Cadena 3, Alberione había señalado que analizaban "muchas pruebas" por la desaparición del médico, pero la pista más importante es el móvil económico. Los familiares del ginecólogo aumentaron de 100 mil a un millón de pesos la la recompensa para quien aporte "información certera" sobre su paradero.

El jueves 19 de diciembre, minutos antes de las 10, Casermeiro se retiró de su consultorio en el Sanatorio Argentino de la ciudad dejando pacientes en espera y se dirigió a un banco de la zona para realizar un trámite.
"Lo que nos cuenta es que su día comenzó normal, pero en un momento se retiró del sanatorio con el guardapolvo puesto. Y fue a la zona bancaria. Luego llamó y pidió que los turnos que tenía para esa tarde, que lo programen para el día siguiente", reveló Diego Casermeiro, hijo del profesional.

El médico tenía previsto a reunirse con un ingeniero en un estudio del bulevar J.B. Justo, a las 16:10, pero una persona lo llamó antes y le pidió anticipar el encuentro a las 15:50, pero Casermeiro nunca llegó. Según las cámaras de seguridad del pueblo de Luxardo -a pocos kilómetros de San Francisco- que analizó la Policía cordobesa, a las 14:30 el médico pasó por un comercio: paró automóvil de alta gama en la puerta, descendió y compró tres bebidas.

La última conexión por WhatsApp registrada en el teléfono del ginecólogo está fijada a las 16 de ese mismo día y desde entonces, nadie de su entorno cercano tuvo novedades de su paradero. (NA)