Entidades descartan el 1 de abril

Entidades representativas de los consumidores y cámaras que nuclean a supermercados y autoservicios, consideraron probable que la Supercard comience a tener vigencia a mediados de abril, luego de descartar por "difícil" y hasta "imposible" su lanzamiento el lunes 1º de abril
También coincidieron en que existen muchas "dudas" vinculadas con su implementación, entre ellas si la Supercard tendrá un costo por envío de resumen y de cobertura de seguro, como cobran las tarjetas de crédito tradicionales.
A su vez, la subsecretaria de Defensa del Consumidor, María Lucila Colombo, aseguró que la Supercard "beneficiará directamente" a los consumidores al reducir el costo financiero de las
operaciones con plásticos en supermercados.
El presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño, afirmó a que "es imposible que se ponga en marcha el 1 de abril porque no hay ninguna resolución" y estimó que "para mediados de mes, alrededor del 15 de abril puede estar arrancando el sistema".

Contrato.
Contó que así surge de la reunión que mantuvieron esta semana entidades representativas de los consumidores con Colombo, en la cual la funcionaria les adelantó que la próxima semana va a ser publicado en el Boletín Oficial el contrato de adhesión modelo al cual van a tener que sujetarse las cadenas de supermercados para emitir esta tarjeta.
"Ese sería el primer paso. La semana (hábil) recién empieza el miércoles 3 de abril (por los feriados) por lo cual pensar en que arranque antes es imposible", destacó.

Dudas.
Entre las inquietudes que no recibieron respuesta en esa reunión figuran si la Supercard tendrá costo de envío de resumen y de cobertura de seguro, como cobran las tarjetas de crédito tradicionales; en cambio, explicó que quedó claro que los trabajadores en negro "por el momento" no podrán acceder a la Supercard, porque "va a ser necesario acreditar ingresos".
Asimismo, la titular de la Cámara Empresarial de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático (Cedapsa), Yolanda Durán, proyectó que "recién a fin de abril" se podría contar con la
SuperCard, y sostuvo que "no podemos participar en el armado de la tarjeta, no tenemos la espalda financiera para hacerlo".
"Calculo que recién a fin de abril por ahí tenemos una novedad, aunque sería mejor si está antes. No es fácil, de la noche a la mañana, hacerlo", remarcó.

FASA.
De igual modo, el vocero de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), Fernando Aguirre, juzgó que "parece un poco difícil que esté funcionando a pleno en tan pocos días", e indicó que "esto está circunscripto a seis, siete o diez empresas que son las grandes cadenas de supermercados".
Aguirre describió que su federación agrupa "supermercados de capital nacional, pequeñas cadenas, cadenas regionales y las cooperativas" que son "fuertes" en el interior del país, y aclaró que "con el tema de la tarjeta no tenemos ningún tipo de involucramiento.

Precios.
Por su parte, Colombo aseveró que "la disminución del costo financiero permite hoy, aún sin estar emitida la tarjeta, que se mantenga por 60 días los precios en todos los supermercados, para todos los productos, en todos los locales, así que, diría que de entrada este beneficio está directamente dirigido a los consumidores", y resaltó que "lo interesante es que usted no pagará más del 22 por ciento de tasa de interés, que hoy está pagando promedio 64 por ciento".
Para el ex diputado y representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino, "la confusión" que existe sobre la Supercard "surge porque no sale el funcionario publico del gobierno nacional que tiene que dar una explicación detallada en qué consiste el lanzamiento de esta tarjeta", por lo que recomendó a los usuarios "conservar" las tarjetas de crédito que ya tienen para "ver lo que finalmente sucede".

Mendoza.
El presidente de la Federación Económica de Mendoza, Adolfo Tripodi, se manifestó a favor del
lanzamiento de la tarjeta Supercard por parte de las cadenas de supermercados y destacó que la emisión de este tipo de plástico significa "un toque de atención a los bancos" por la comisión que cobran a los comercios.
"Es una buena idea en la medida que le pueda poner un límite a las ganancias exorbitantes de algunos bancos", dijo el empresario mendocino. A lo que agregó que "si esta baja en las comisiones se puede efectivizar a través de este medio, bienvenida sea porque puede ser un aporte a la contención de aumentos en los precios". (NA)