El ministerio de Seguridad eliminó el Servicio Cívico Voluntario de Bullrich

El ministerio de Seguridad, a cargo de Sabrina Frederic, eliminó el Servicio Cívico Voluntario en Valores que implementó Patricia Bullrich y dispuso que la Administración Nacional se encargue de promover espacios de aproximación entre las fuerzas de Seguridad y la ciudadanía.

"Derógase la Resolución del Ministerio de Seguridad Nro 2019- 598 del 15 de julio de 2019, por la que se creara el Servicio Cívico Voluntario en Valores", consignó hoy el ministerio de Seguridad a través del Boletín Oficial. Y agregó: "Instrúyese a la Titular de la Unidad Gabinete de Asesores del Ministerio de Seguridad a llevar a cabo, dentro del término de 30 días hábiles administrativos, las gestiones y articulaciones necesarias con otras jurisdicciones ministeriales a fin de que los objetivos y componentes del Servicio Cívico Voluntario en Valores vinculados a la educación, la salud y el bienestar, lo social y lo laboral, puedan ser asumidos y gestionados por las áreas competentes de la Administración Nacional".

De esta manera, la Administración Nacional será la responsable de llevar a cabo el programa, cuyo eje y finalidad cambiarán. Entre los argumentos para derogar el SCVV, el ministerio de Seguridad aseguró que el diseño institucional y las finalidades y funciones asignadas a la Gendarmería Nacional, no guardan correlación -y mucho menos en el marco de una política pública de seguridad democrática- con los objetivos y fundamentos del Servicio Cívico Voluntario en Valores.

"El Ministerio de Seguridad, al instituir el Servicio Cívico Voluntario en Valores, avanzó sobre una materia completamente ajena a sus objetivos y funciones, como lo es la educación de la población civil", explica. Y siguió: "La habilitación de un espacio de intervención entre una fuerza de seguridad militarizada con niños, niñas y adolescentes (…) resulta un motivo más que suficiente para dejar sin efecto el acto administrativo en cuestión".

De todos modos, el texto aclara que "el Ministerio de Seguridad continuará promoviendo instancias y espacios de aproximación de las fuerzas policiales y de seguridad con la sociedad civil, en el marco de una política pública de seguridad democrática y ciudadana".

También se derogó el "Reglamento General para el Empleo de las Armas de Fuego por parte de los Miembros de las Fuerzas Federales de Seguridad"

La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, derogó este lunes varias resoluciones de su antecesora, Patricia Bullrich, entre ellas la "Reglamento General para el Empleo de las Armas de Fuego por parte de los Miembros de las Fuerzas Federales de Seguridad".

"Derógase la Resolución del Ministerio de Seguridad Nro 2018- 956 del 27 de noviembre de 2018, por la que se aprobara el Reglamento General para el Empleo de las Armas de Fuego por parte de los Miembros de las Fuerzas Federales de Seguridad", reza el primer artículo de la Resolución 1231/2019 publicada este martes en el Boletín Oficial. Además, también se derogó el "Reglamento general para el empleo de armas electrónicas no letales", el cual incluye a las pistolas Taser.

Entre los argumentos de la resolución, el ministerio de Seguridad consignó que "la utilización de armamento letal por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, sólo se encuentra habilitada cuando sea estrictamente inevitable a los fines de proteger una vida -propia o de terceros". Autorizar la utilización del armamento letal ante el mero acaecimiento de una fuga, o de resistencia a una detención (…) atenta contra el principio de proporcionalidad y el de racionalidad del uso de la fuerza letal", agregó.

Y siguió: "Este uso "irracional" incrementa la violencia en los hechos delictivos, pudiendo afectar de manera directa en la subjetividad de las personas que cometan un delito, toda vez que la ausencia de criterios de proporcionalidad y racionalidad en el uso de armas por parte de los funcionarios policiales".

En cuanto al uso de las pistolas Taser, la resolución asegura que "la categorización como arma electrónica "no letal" podría habilitar el uso indiscriminado si el mismo no se encuentra limitado por los principios que rigen la utilización del armamento letal". "La ausencia de regulación sobre cómo debe utilizarse este armamento ocasiona una situación de peligro exponencial", explicó.

Según el texto publicado, el ministerio de Seguridad tendrá 30 días para elaborar "un protocolo que regule integralmente las condiciones y recaudos bajo los cuales los cuerpos especiales de las fuerzas policiales y de seguridad que se hallen facultados para el uso de armas electrónicas menos letales". (NA)