Agustín Rossi armó su gabinete

El ministro Agustín Rossi eligió como secretario de Estrategia y Asuntos Militares a Sergio Aníbal Rossi, que será su vice en la cartera y será su mano derecha en la gestión cotidiana, asistiendo en todos los problemas del mundo castrense y en las políticas particulares de la defensa. El jueves, Rossi junto a su vice resolvieron dar por tierra con la reforma orgánica de las Fuerzas Armadas que había dispuesto Oscar Aguad (Resolución 1531/19) a 10 días de la entrega del Gobierno.
La reforma pergeñada por Aguad modificaba la dependencias operativa y administrativa de los Comandos de Alistamiento y Adiestramiento y de las oficinas de inteligencia de las fuerzas, entre otras novedades.

Equipo.
El equipo de colaboradores directos seleccionados por el ministro se completa con Francisco Cafiero, secretario de Asuntos Internacionales; Roberto De Luise, subsecretario de Asuntos Internacionales, veterano en ése mismo puesto de la gestión anterior de Rossi; Natalia Tini, directora general de Política Internacional, que repite en el mismo cargo que desempeñó entre 2014 y 2015 y, Juan López Chorne, director general de Cooperación para el Mantenimiento de la Paz.
Esta línea de académicos, analistas internacionales y consultores, hegemónica en su pensamiento y observación del mundo tendría que coordinar acciones con la Cancillería de Felipe Solá, y con la secretaría de Asuntos Estratégicos de la jefatura de Gabinete a cargo de Gustavo Béliz si continúa la visión de que la política de estado de defensa debe resultar de la interacción con las demás áreas de gobierno afines a esa actividad.

Titularidades.
El miércoles pasado comenzó el desfile por el despacho de Rossi de los posibles candidatos a ocupar la titularidad del Estado Mayor Conjunto y las jefaturas del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Ternas de altos oficiales de las tres fuerzas pasaron por el tamiz político sin que trascendieran los elegidos.
"Estamos orgullosos como sociedad de tener hoy Fuerzas Armadas comprometidas con la democracia" dijo el presidente Alberto Fernández en su primer discurso y alivió pesares de los uniformados.

Fanazul.
En tanto, el secretario general de ATE bonaerense, Oscar De Isasi, respaldó ayer la iniciativa del ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, quien manifestó su intención de reactivar la fábrica militar de pólvoras y explosivos Fanazul. En un comunicado, el dirigente gremial anunció su acompañamiento a la propuesta de Rossi expresada en declaraciones al diario Página 12, donde planteó que trabajará para reabrir las fábricas militares cerradas por el macrismo. De Isasi aseveró que eso "es fruto de la lucha de un grupo de trabajadores y trabajadoras que no dejaron de soñar para que la reapertura de la fábrica se haga posible".
El dirigente destacó el rol de "un gremio como ATE que se ha puesto a la cabeza de esa pelea, tanto en la seccional Azul, como en la provincia y en la nación". "Esta decisión es un triunfo y va a ser recibido por los trabajadores con inmensa alegría", sostuvo y apuntó que desde ATE acompañarán al ministro Rossi.
"Creemos que no es la defensa de un lugar obsoleto como lo plantearan desde la gestión anterior, sino muy por el contrario, es un enclave que le sirve a las FFAA y a la minería de la región. Esta empresa puede generar recursos genuinos si la ponemos a producir, además de soberanía", dijo De Isasi. (Ambito.com/Télam)