AFIP recordó la obligatoriedad para los monotributistas de emitir facturas electrónicas

Desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) recordaron la obligación de emitir factura electrónica que tienen los monotribustistas, a partir del mes próximo. La obligación ya estaba vigente para los contribuyentes inscriptos en las categorías más altas. Ahora los monotributistas que pertenecen a la categoría B comenzaron a emitir facturas electrónicas en marzo. Y los contribuyentes de la categoría A tendrán que hacer lo mismo a partir de abril de este año.

La obligación de emitir factura electrónica ya estaba vigente para los monotributistas inscriptos en las categorías más altas, C, D, E, F, H, I, J y K, que se fueron sumando en forma escalonada desde octubre del año pasado, indicó Infobae.

¿Qué es?

La factura electrónica es un documento comercial en formato digital que reemplaza a la factura en papel. Para emitir factura electrónica, el contribuyente debe tener la clave fiscal habilitada con nivel de seguridad 2 o superior y contar con los servicios Comprobantes en línea y Administración de puntos de ventas y domicilios incorporados a esa clave.

El sistema de la AFIP permite emitir las facturas desde una PC y también desde una aplicación para celulares (con sistema operativo Android). En la opción de "Comprobantes en línea" se debe habilitar el punto de venta desde donde se va a emitir comprobantes electrónicos y el tipo de comprobante que vas a usar.

Para emitir una factura, dentro de esa opción, hay que elegir "Generar Comprobantes" y completar los datos de emisión (como fecha y conceptos), del receptor de la factura electrónica y de las condiciones de venta (contado, tarjeta de crédito, tarjeta de débito o cheque).

El sistema permite visualizar y posteriormente imprimir la factura por triplicado. Con esta decisión, todos los contribuyentes que forman parte del régimen del monotributo deberán emitir factura electrónica a partir de abril. El tradicional modelo en papel sólo será autorizado como mecanismo de resguardo para los casos en que por fallas técnicas no puedan establecerse los métodos online.