Renunció el presidente de Sudáfrica

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, cedió a un ultimátum de su partido y anunció su renuncia con efecto inmediato, con lo que evitó así su casi segura destitución en una votación parlamentaria que estaba prevista para hoy luego de años de escándalos de corrupción.
La renuncia de Zuma llegó luego de que el gobernante partido Congreso Nacional Africano (CNA) le diera a elegir entre renunciar antes de la medianoche de hoy o enfrentar mañana una moción de censura en el Parlamento.
La dimisión del veterano líder de 75 años pone fin a una aguda crisis de liderazgo en una de las mayores economías de África y sienta las bases para que los legisladores del CNA elijan a Cyril Ramaphosa, que con la renuncia pasó de ser vicepresidente a presidente en ejercicio, como el sucesor de Zuma en la Presidencia.
"He llegado a la decisión de dimitir como presidente de la república con efectos inmediatos", comunicó Zuma, que estaba en el poder desde 2009, en un discurso público realizado poco antes de la media noche, al filo del plazo otorgado por el CNA.
Pese a manifestarse en "desacuerdo" con la maniobra, Zuma explicó que siempre fue "un miembro disciplinado" del partido, cuyas normas internas obligan a todos sus afiliados a acatar las órdenes de la cúpula, incluidos los cargos electos.
"El CNA nunca deberá estar dividido en mi nombre", recalcó, en una llamada a que no haya incidentes violentos debido a su marcha forzada, informó la agencia de noticias EFE. (Télam)