Partido kurdo reemplaza a su dirigente

El principal partido pro kurdo de Turquía eligió ayer a su nueva cúpula para reemplazar a su carismático líder encarcelado Selahattin Demirtas, de cara a las elecciones nacionales cruciales en 2019.
Los casi 800 delegados del Partido Democrático del Pueblo (HDP), reunidos en congreso este domingo en Ankara, eligieron a Pervin Buldan y Sezai Temelli como copresidentes. El HDP, que se presenta a la vanguardia de los temas feministas, coloca en los cargos de responsabilidad a un hombre y a una mujer.
Temelli, un ex diputado de 54 años, reemplaza a Demirtas, de 44, quien estuvo durante ocho años al frente del partido. Demirtas fue detenido junto a una decena de diputados del HDP en noviembre de 2016, cuando las purgas lanzadas tras el golpe fallido se extendieron a los sectores prokurdos.
La justicia lo acusa de dirigir una "organización terrorista" y de "propaganda terrorista". Puede ser condenado a 142 años de prisión. A principios de enero Demirtas dijo que no aspiraba a ser reelecto. Buldan, de 50 años, diputada y vicepresidenta del grupo HDP en el Parlamento, sucede a Serpil Kemalbay, nombrada en mayo para reemplazar a Figen Yüksekdag, que fue encarcelada e inhabilitada como diputada.
El HDP es el único partido con miembros en el Parlamento que se opone a la ofensiva militar de Turquía en el enclave sirio de Afrin, con la que Ankara busca expulsar a una milicia kurda que considera como una organización "terrorista", pero que se alió con Washington en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).
"La solución no es la guerra, es la paz", declaró Buldan en un discurso pronunciado este domingo ante miles de militantes. Más de 350 miembros del HDP fueron detenidos, según el partido, por su oposición a esta operación militar lanzada el 20 de enero.
Las autoridades turcas acusan al HDP de ser la vitrina política del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización calificada como "terrorista" por Turquía, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. Pero el partido, tercera formación más importante en el Parlamento, rechaza estas acusaciones. (AFP)